El avance del populismo pone en riesgo los valores que defiende el liberalismo: EPN

  • Al inaugurar la 80º Convención Bancaria afirmó que el proyecto de transformación debe continuar

Redacción

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó que el avance del populismo pone en riesgo los valores que defiende el liberalismo, por lo que “el proyecto de transformación que sociedad y Gobierno emprendimos juntos debe continuar; esa es nuestra mejor alternativa si queremos obtener resultados duraderos y de amplio alcance”.

Al inaugurar ayer la 80ª Convención Bancaria “El Dilema Global: Liberalismo vs. Populismo”, explicó que por populismo se refiere “a las posiciones dogmáticas que postulan soluciones aparentemente fáciles, pero que en realidad cierran espacios a la ciudadanía. Esto en contraposición a la sociedad de ciudadanos libres que hemos logrado como país, en la que el papel del Estado es ser garante de esta libertad, abriendo oportunidades para su desarrollo”.

El primer mandatario señaló que los países de mayor desarrollo, que durante el siglo XX alcanzaron condiciones de mayor prosperidad y bienestar para sus sociedades, “finalmente encontraron que en los valores de liberalismo estaban, precisamente, las estructuras, las condiciones, los pilares que han dado sustento al desarrollo y prosperidad de varias naciones”.

Precisó que México decidió asumir y adoptar “varias de estas prácticas y este modelo para impulsar el desarrollo nacional”. Este modelo, dijo, se ha venido consolidando en el paso de los años con “esfuerzos, cambios estructurales, decisiones complejas, profundas, que entrañan, evidentemente, cambios en los paradigmas y en los modelos a los que tradicionalmente hemos estado acostumbrados como sociedad”.

El Primer Mandatario dijo que durante la última década se han padecido situaciones complejas, como la desaceleración económica, la caída en el precio de las materias primas, del petróleo, así como un entorno de volatilidad financiera y aversión al riesgo.

Bajo este panorama mundial, añadió, “el riesgo de que las sociedades opten por salidas ilusoriamente rápidas, va en aumento”. Este escenario, dijo, “no es del todo desconocido. En la historia del mundo existen ejemplos de cómo la llegada de doctrinas extremas termina lastimando las condiciones de vida de la población, profundizando aún más el descontento ciudadano”.

El Titular del Ejecutivo Federal señaló que no hay salidas fáciles, ni soluciones mágicas, al contrario, “la mejor ruta para superar los retos de un país es asegurando las condiciones para que cada persona pueda desarrollar todas sus capacidades”.

Resaltó que “ese ha sido el rumbo que ha seguido el Gobierno de la República en estos más de cuatro años. Iniciamos por este camino en 2012, enfrentando la disyuntiva de gobernar siguiendo la inercia o de gobernar para transformar la vida de los mexicanos”.

Destacó que con decisión se optó por la transformación nacional impulsando un Gobierno que pone en el centro de las políticas públicas al individuo y a sus libertades. Añadió que gracias a ello, “el México actual ya es muy distinto del México de hace cuatro años”, enfatizó.

Expuso que en las siguientes dos décadas, México será un referente mundial en la producción y exportación de manufacturas de alta tecnología, para ubicarse como una de las primeras 10 economías del mundo.

Indicó que en 20 años se verán todos los beneficios de haber promovido la competencia en el sector de las telecomunicaciones, y “el modelo mexicano de la Red Compartida seguramente se replicará en otros países por su alta eficiencia para alcanzar, llegar y dar cobertura a más personas a un menor costo para consumidores y operadores”.

Apuntó que el sector energético “será completamente distinto al que teníamos al inicio de esta Administración. Estamos ya presenciando el surgimiento de un sector con gran diversidad de participantes a lo largo de toda la cadena de valor de hidrocarburos y de la electricidad, y los incentivos que hemos diseñado para migrar a energías más limpias y renovables permitirán a México cumplir sus compromisos en materia ambiental”.

Peña Nieto señaló que “tendremos un México más incluyente, donde el conjunto de políticas públicas habrá contribuido significativamente a reducir los rezagos en educación, vivienda, salud y alimentación”.

“La gran transformación educativa que estamos impulsando, permitirá que los mexicanos del futuro hayan estudiado en mejores planteles, hayan sido formados por maestros mejor preparados y hayan recibido una enseñanza más integral que les permitirá adaptarse a un entorno cada vez más cambiante y más exigente”, añadió.

El Primer Mandatario aseguró que estos cambios “nos permitirán construir país, a partir de nuevas bases estructurales”.

“Construir ese México que todos queremos requirió de un gran consenso y de mucho esfuerzo. Exigirá, aún más trabajo de esta y de las siguientes generaciones. Requerirá también de una activa participación de los empresarios, particularmente del sector financiero, que tienen el papel fundamental de proveer los recursos necesarios para el desarrollo del México del siglo XXI”, agregó.

“La transformación desde las instituciones debe de ser el camino a seguir en los siguientes años. Sé que así lo comparten los miembros de la Asociación de Bancos de México. Acción México, la agenda pública del sector privado que fue presentada por el Consejo Coordinador Empresarial hace algunas semanas, precisamente propone construir a partir de lo que ya hemos hecho para continuar avanzando por esta ruta de la transformación”, subrayó.

Al tomar la palabra, Luis Robles Miaja, Presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), afirmó que en estos momentos los mexicanos debemos mantenernos unidos y estar orgullosos del país que formamos, al tiempo que exhortó a que “seamos críticos y agentes del cambio, de los retos que enfrentamos, pero no dejemos de ver, valorar, y defender lo que con tantos esfuerzos hemos construido bien”.

Destacó que el gremio bancario siempre estará en favor de las instituciones y de un modelo de país, “del modelo de país que hemos venido construyendo en las últimas décadas, mismo que, sin duda, es la mejor opción para lograr una mayor equidad y bienestar de las familias mexicanas”.

José Antonio Meade Kuribreña, Secretario de Hacienda y Crédito Público, resaltó que “la Banca es parte medular de un sistema financiero sólido, estable y en crecimiento, y en años recientes, a través del crédito a las actividades productivas y al consumo con menores tasas de interés, su labor ha sido decisiva para mantener el dinamismo en nuestro mercado interno y, con ello, el crecimiento del país”.

Puntualizó que en este complejo entorno, vale la pena “hacer un alto para reflexionar sobre nuestras fortalezas, sobre lo que hemos logrado construir y, también, lo que aún nos queda por hacer. En ello radican las claves para nuestro quehacer en el futuro”. México, enfatizó, es un país de instituciones “construido a lo largo de muchos años por hombres y mujeres comprometidos con el país”.

Share Button

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *