Aprueban que madres trabajadoras transfieran semanas de descanso posterior al parto

  • Los Diputados también aprobaron que padres trabajadores al servicio del Estado tengan cinco días con goce de sueldo tras nacer sus hijos

Redacción

Las madres trabajadoras podrán transfieran hasta cinco de las seis semanas de descanso previas al parto para utilizar luego de dar a luz a sus hijos, tras la aprobación de un dictamen en la Cámara de Diputados que reforma las leyes federales del Trabajo y de los Trabajadores al Servicio del Estado.

El día de ayer fueron aprobadas las reformas, en lo general con 399 votos a favor y dos abstenciones, las cuales fueron remitidas al Senado de la República para sus efectos constitucionales.

Los cambios a los artículos 170 de la Ley Federal del Trabajo y 28 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, Reglamentaria del Apartado B del artículo 123 Constitucional, también establecen que en caso de que los hijos hayan nacido con cualquier tipo de discapacidad o requieran atención médica hospitalaria, el descanso podrá ser de hasta ocho semanas posteriores al parto, previa presentación del certificado médico correspondiente.

Además, durante la lactancia, las madres trabajadoras tendrán derecho a decidir entre contar con dos reposos extraordinarios por día, de media hora cada uno, para alimentar a su hija o hijo o para realizar la extracción manual de leche. Cuando esto no sea posible, se reducirá en una hora su jornada de trabajo durante seis meses, sin afectar su salario o percepciones.

La diputada Ana Georgina Zapata Lucero, del PRI, presidenta de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, detalló que bastará solamente que la trabajadora informe formalmente, hasta con cinco días de antelación por escrito al patrón o superior jerárquico, que transferirá las semanas que considere necesario, hasta cinco de ellas, del periodo de preparto al postparto.

Asimismo, deberá dar aviso por escrito que dentro del periodo de lactancia reducirá una hora de su jornada laboral para amamantar a hijo, cuando así deseara hacerlo.

Precisó que el aviso por escrito y acuse de recibo, servirán para que tanto la madre trabajadora como el empleador o institución pública, quede debidamente protegido, dotando con ello de certeza jurídica a un proceso que se estima no debe ser riguroso, pero tampoco demasiado amplio, que genere inseguridad y duda en el momento, día a día, a partir del cual habrá de hacerse uso de este derecho.

Resaltó que con la reforma se fortalecerá la autonomía de la madre trabajadora para ponderar un tiempo más con el recién nacido en beneficio de los primeros cuidados y se fomentará la lactancia como único alimento durante el período de tiempo posible.

La diputada Blanca Margarita Cuata Domínguez, de Morena, señaló que se establece la obligación de las mujeres de presentar una notificación formal dirigida al patrón, “con lo que se viola tanto los derechos ganados por las mujeres como de los recién nacidos sobre la importancia de pasar el mayor tiempo posible con ellos y poder extender la lactancia materna a seis meses”.

Por el PVEM, la diputada Jorgina Gaxiola Lezama comentó que el dictamen atiende a seis iniciativas de diferentes grupos parlamentarios, cuyo común denominador era aumentar el periodo de lactancia. Sin embargo, “el resolutivo ha sido no aumentar y tan solo otorgar como dádiva, la posibilidad de la madre de distribuir cinco de las seis semanas para después del parto”.

Enfatizó que para algunos es un avance, “para nosotros en el Partido Verde básicamente quedamos igual. El embarazo no es una enfermedad; el proceso de lactancia no es un capricho. Las mujeres tenemos que alimentar a nuestros hijos y también necesitamos un trabajo remunerado que nos permita desarrollarnos con igualdad y equidad dentro de la sociedad”.

Por otra parte, el Pleno de la Cámara de Diputados cumplió con la declaratoria de publicidad de diversos dictámenes. Uno, de la Comisión de Justicia que reforma los artículos 335, 336 y 337 del Código Penal Federal, con el objetivo de aplicar de un mes a cuatro años de prisión a quien abandone a un adulto mayor, teniendo la obligación de cuidarlo.

Asimismo, al que sin motivo justificado deje a un adulto mayor sin recursos para atender a sus necesidades de subsistencia, se le aplicarán de un mes a cinco años de prisión, o de 180 a 360 días multa. También se plantea establecer que el delito de abandono de un adulto mayor se perseguirá a petición de la parte agraviada.

Por otra parte, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que establece como obligación de los patrones otorgar a los padres trabajadores al servicio del Estado el derecho al permiso de paternidad de cinco días laborables con goce de sueldo, por el nacimiento de sus hijos o cuando concluya el proceso de adopción y se reciba al menor.

Con 375 votos a favor en lo general, se reformó la fracción XXVII Bis del artículo 132 de la Ley Federal del Trabajo y se adicionó un artículo 28 Bis a la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, Reglamentaria del Apartado B del artículo 123 constitucional, en materia de permisos de paternidad.

La reforma es para dar certeza al ejercicio de dicho derecho sin el menor riesgo, para el padre trabajador al servicio del Estado, de perder su empleo. Busca generar las condiciones para fortalecer su participación en el proceso de integración, cooperación y reconocimiento de los nuevos integrantes del núcleo familiar, en beneficio del interés superior de los menores, y robustece las relaciones igualitarias y equitativas desde el inicio de la formación de las y los futuros ciudadanos.

Share Button

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *