Aprueba Cámara de Diputados uso medicinal de la cannabis

  • El uso es con fines médicos y científicos de los derivados farmacológicos de la cannabis sativa, índica y americana o mariguana

Redacción

La Cámara de Diputados aprobó con 374 votos a favor, 7 en contra y 11 abstenciones, las reformas y adiciones a la Ley General de Salud y del Código Penal Federal, con el fin de regular el uso medicinal de la cannabis sativa, índica y americana o mariguana.

De acuerdo al dictamen, que deriva de una iniciativa del Ejecutivo federal, faculta a la Secretaría de Salud a diseñar y ejecutar políticas públicas que regulen el uso medicinal de los derivados farmacológicos de la cannabis sativa, índica y americana o mariguana, entre los que se encuentra el tetrahidrocannabinol (THC), sus isómeros y variantes estereoquímicas, así como normar la investigación y producción nacional de los mismos.

Los productos que contengan derivados de la cannabis en concentraciones del 1 por ciento o menores de THC y que tengan amplios usos industriales, podrán comercializarse, exportarse e importarse, cumpliendo los requisitos establecidos en la regulación sanitaria.

En el documento se indica que la siembra, cultivo o cosecha de plantas de mariguana no serán punibles cuando estas actividades se lleven a cabo con fines médicos y científicos en los términos y condiciones de la autorización que para tal efecto emita el Ejecutivo federal.

El Consejo de Salubridad General, a partir de los resultados de la investigación nacional, deberá conocer el valor terapéutico o medicinal que lleve a la producción de los fármacos que se deriven de la cannabis sativa, índica y americana o mariguana y sus derivados, para garantizar la salud de los pacientes.

Al fundamentar el dictamen, enviado al Ejecutivo federal para sus efectos constitucionales, el diputado Abel Murrieta Gutiérrez (PRI), integrante de la Comisión de Justicia, refirió que el Consejo Nacional Contra las Adicciones emitió una publicación donde explica el potencial terapéutico de este tipo de fármacos, que pueden ayudar a tratar el cáncer, SIDA, glaucoma, esclerosis y algunas formas de epilepsia.

Dijo que la reforma permitirá que la Secretaría de Salud diseñe y ejecute políticas públicas que regulen el uso medicinal de los derivados farmacológicos de la mariguana; también normar la investigación y producción nacional de los mismos y autorizar la importación de los derivados farmacológicos de la cannabis; despenalizar la siembra, el cultivo o la cosecha de las plantas con fines médicos y científicos, conforme a las reglas y las normas que se establezcan, y reconocerla como sustancia con valor terapéutico.

Murrieta Gutiérrez indicó que también deberá reforzar los programas y acciones sobre el control, tratamiento, rehabilitación y, sobre todo, prevención en el consumo de cannabis. “Habrá beneficios a todos aquellos mexicanos que el día de hoy se encuentran sufriendo alguna enfermedad que sea posible tratar con los derivados de la cannabis”, afirmó.

Por la Comisión de Salud, su presidente, diputado Elías Octavio Iñiguez Mejía, del PAN, resaltó que el dictamen no tiene tintes partidistas, sino que ha sido trabajado en conjunto con diferentes partidos políticos, y hoy se aprueba el uso con fines médicos y científicos de los derivados de la cannabis.

Subrayó que el dictamen va acorde con las necesidades de los pacientes que requieren de los derivados de la cannabis. Se establece claramente que no habrá otro uso no permitido. “La Comisión de Salud sacó este dictamen a favor, porque el compromiso sigue siendo con los mexicanos”.

En los posicionamientos, la diputada Karina Sánchez Ruiz, de Nueva Alianza, dijo que se posibilita que aquellos enfermos cuyo tratamiento requieran el uso de medicamentos hechos a base de tetrahidrocannabinol y cannabidiol “dejen de sufrir calvarios para obtenerlos. Se atienden consideraciones médicas y científicas y se dicta una lista de las sustancias que ampara las reformas, ubicándolas por su valor terapéutico y el riesgo de su uso para la salud pública”.

Por Movimiento Ciudadano, la diputada Rosa Alba Ramírez Nachis, celebró que se haya hecho conciencia, porque un 75 por ciento de mexicanos estaba convencido de que era necesario aprobar el uso medicinal de la mariguana. “No se está abriendo la puerta para generar el consumo desmedido, porque existirán procesos que la Secretaría de Salud será la indicada de revisar, para que no se abuse, distorsione y se pretenda disfrazar, para poder cambiarla al uso lúdico”.

Mariana Trejo Flores, diputada de Morena, resaltó que dolor, esclerosis múltiple, glaucoma, cáncer, trastornos neurológicos y epilepsia, son enfermedades en las que jugará su papel el cannabis, cuyo uso medicinal se ha vuelto, en los últimos años, un tema controvertido que ha generado modificaciones en los entornos legales de muchos países de occidente.

El diputado Arturo Álvarez Angli, del PVEM, dijo que la aproximación que hasta el momento han tenido los distintos órdenes de gobierno en el combate a las drogas no ha sido satisfactoriamente productiva. “Esto va a dar pie y va ser un paso en la dirección correcta para explorar nuevas alternativas a que el uso regulado, vigilado, permitido y autorizado por las autoridades sea verdaderamente un nuevo frente de batalla al afrontar adicciones, violencia derivada de actividades ilícitas de siembra, trasiego y consumo de drogas”.

De Encuentro Social, la diputada Cynthia Gissel García Soberanes indicó que en el dictamen no está considerando la autorización para fumar mariguana, ya que el humo del cigarro de cannabis contiene muchos de los carcinógenos del tabaco y por la forma de fumarla se retiene en los pulmones tres veces más que el alquitrán y cinco veces más que el monóxido de carbono. El uso terapéutico de la cannabis puede ayudar a 40 distintas enfermedades y en México se prohibió hasta el uso del cáñamo que no tiene efectos sicotrópicos.

Jesús Zambrano Grijalva, diputado del PRD, expresó que hoy las familias que enfrentan situaciones dolorosas con sus enfermos van a poder tener tratamientos seguros sin necesidad de recurrir a actividades fuera de la ley para poder suministrarlos.

Esta aprobación es un parteaguas que permite decir, “con toda autoridad, que hemos vencido prejuicios oscurantistas, con argumentos y datos duros derivados de la investigación científica en favor de la sociedad y de la salud pública, en particular de las familias que luchan a diario contra terribles padecimientos”.

La diputada del PAN, Rocío Matesanz Santamaría, indicó que diversas investigaciones han señalado que el tetracannabinol puede tener efectos positivos, más no curativos para una variedad de enfermedades tales como: esclerosis múltiple, artritis, epilepsia, glaucoma y alzheimer. Además, se ha probado ser útil como analgésico efectivo para ciertos padecimientos. “El uso medicinal se refiere a la producción de medicamentos a partir de algunos componentes cannabicos, y se debe tener plena certeza sobre dicho uso”.

Adriana Terrazas Porras, diputada del PRI, mencionó que el dictamen es resultado de diversos foros nacionales, pues el uso medicinal de la cannabis es positivo, se “ha demostrado que el uso terapéutico puede ayudar al tratamiento de 40 distintas enfermedades y padecimientos, entre otros, migrañas. En California, Estados Unidos, médicos han tratado y reportado más de 300 mil casos con cannabis”.

Relató que retrasa el crecimiento tumoral de acuerdo con la Asociación contra el Cáncer, particularmente en pulmones, pechos y cerebro; reduce y controla ataques de epilepsia; atenúa síntomas de enfermedades crónicas como náuseas, dolor abdominal y diarrea, y previene el Alzheimer. En México está prohibido el uso medicinal de cannabis, situación que dificulta la atención de los pacientes que podrían beneficiarse de sus derivados. Por lo tanto, resulta fundamental que “permitamos el uso medicinal del cannabis”.

A su vez, el diputado Jorge Álvarez Maynez, de Movimiento Ciudadano, reconoció a los académicos que han documentado “lo que hoy estamos votando, así como a los activistas que han luchado contra el muro del prohibicionismo que es un prejuicio que le ha costado a este país vidas, dinero y un irreparable daño a pacientes, niños y niñas que han sufrido de epilepsia”.

El diputado Jorge Triana Tena (PAN) añadió que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), en 2016 informó que se recibieron más de 300 solicitudes para el uso de la mariguana y 138 permisos para la importación de medicamentos que permitieron mejorar o paliar síntomas de pacientes con enfermedades.

Del PVEM, la diputada Sofía González Torres expuso que lo que se vota no solo es la legalización de la mariguana para su uso medicinal, “sino el inicio de un camino hacia una política pública visionaria que permita también el uso recreativo de esta planta. México es un país joven que necesita leyes adaptadas a la realidad. Llegó el momento en el que se enfrente el reto y nos coloquemos a la altura de otros países del mundo que han sabido aprovechar esta oportunidad”.

Share Button

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *