Ante una sociedad violentada, la confianza y la libertad son la esencia real del magisterio: UNAM

  • El titular de la SEP reconoció que los docentes han logrado que en cada rincón del país haya una escuela y un maestro, y que se haya derrotado el analfabetismo

Redacción

Al encabezar la comida por el Día del Maestro, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, indicó que los profesores deben infundir en los jóvenes los valores de libertad, respeto, tolerancia, negación a la violencia, progreso y paz.

Afirmó Hoy que vivimos en una sociedad violentada, indignada, desesperanzada y en la que los jóvenes se desenvuelven en un ambiente de inseguridad e impunidad.

“Necesitamos volver a creer en México, en su justicia y su equidad. Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que la vida universitaria se desarrolle con normalidad, y a ustedes les pido que hoy, más que nunca, procuren estar cerca de los jóvenes y dispuestos para ellos”, dijo a los académicos.

Ante 57 docentes con cinco décadas de servicio y siete profesores e investigadores eméritos galardonados este año, así como los exrectores Octavio Rivero, Francisco Barnés de Castro y José Sarukhán –a quien felicitó por haber recibido el Premio Tyler por Logro Ambiental 2017–, Graue destacó que “ésa es finalmente la verdadera esencia del magisterio que hoy celebramos: guiar a nuestros estudiantes por las rutas de la confianza, la esperanza, el saber y la verdad, para que se descubran y encuentren su lugar en la vida”.

La importancia de la labor docente, profundizó, es formar seres aptos para gobernarse a sí mismos, y no para ser gobernados por los demás.

Los empeños de un académico están en crear y difundir el conocimiento, ya sea desde la docencia, la investigación o la difusión de la cultura. Y la transferencia generacional de esos conocimientos es lo que nos permite avanzar.

Las universidades y sus profesores son quienes comprueban la verdad que permite conocer el entorno, saber de dónde venimos, cómo estamos constituidos, cómo nos comportamos, a qué aspiramos, cómo disfrutamos y por qué morimos.

En la Unidad de Seminarios Ignacio Chávez, Graue Wiechers subrayó que los docentes deben ser y hacer algo más: orientar y dar luz con sus palabras, producto de sus experiencias y con las que forjan mujeres y hombres de provecho, con las que de manera generosa y formativa les permiten alcanzar la eternidad.

“Maestros son quienes se apresuran a dar sin reserva el buen consejo, el secreto recóndito, cuya conquista acaso ha costado dolor y esfuerzo. Alguien que ya pasó por distintas pruebas y no ha perdido la esperanza de escalar los cielos es un maestro”, resaltó al citar a José Vasconcelos.

“Ojalá pudiéramos transmitir a todos nuestros estudiantes, en los momentos que más lo requieren, esos secretos que nos ha dado la experiencia de vida y que es nuestra obligación compartir”, concluyó Graue Wiechers.

Por su parte, el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, llamó a los maestros a que juntos se logre la hazaña de derrotar a la mala educación, para que sea de calidad, y se implemente el Modelo Educativo.

En la ceremonia del Día del Maestro, en la residencia oficial de Los Pinos. reconoció que los docentes han logrado las hazañas propuestas, como alcanzar que en cada rincón del país haya una escuela y un maestro, y que se haya derrotado el analfabetismo, y retomó palabras de Jaime Torres Bodet, en el sentido de continuar la obra educativa, que es lenta pero profunda.

Ante el presidente de la Republica y representantes del magisterio, expresó que para ganarse el respeto y cariño de los maestros, se debe actuar con acciones, no con palabras, y por ello ofreció trabajar con ellos para transformar la educación. Añadió que hoy debe alcanzarse la hazaña, en un país altamente democrático, que vive en libertad.

En el acto, donde varios docentes recibieron la Condecoración Maestro Altamirano, y el Reconocimiento por Desempeño obtenido en la Evaluación del Desempeño en Educación Básica y Media Superior, Aurelio Nuño Mayer los felicitó por su esfuerzo.

Dijo que Jaime Torres Bodet, a quien en este año se recuerda por el 115 aniversario de su nacimiento, concebía a los maestros como los grandes forjadores de la Patria, quienes van regando la semilla de la nacionalidad, la esperanza y el fervor por el porvenir.

Ratificó que en las grandes hazañas de México, los maestros han estado presentes y a partir de la fundación de la Secretaría de Educación Pública, en 1921, se abatió el analfabetismo, y hoy todos los niños van a la primaria; casi todos a la secundaria, y el 80 de los jóvenes estudian en la educación media superior.

Share Button

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *