El 59.5% de la población de seis años o más en México se declaró usuaria de Internet

  • En el Día Mundial del Internet, el Inegi reveló que el 68.5% de los cibernautas mexicanos tienen menos de 35 años y lo usan como medio de comunicación, para obtener información y para el consumo de contenidos audiovisuales

Redacción

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer que en 2016 hubo un registro de 65.5 millones de mexicanos, de seis años o más, que son usuarios de los servicios que ofrece Internet, lo que representa el 59.5 por ciento de la población en el país, por lo que hay un incremento del 2.1% con respecto al año anterior.

En el Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, el Inegi presentó un panorama general sobre el acceso a Internet y otras Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) en los hogares, así como de su uso en México, tomando como fuente el estudio que realiza en los hogares de manera anual.

Para la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2016, se tomó como nuestra a 49 ciudades, previamente seleccionadas, por lo que al segundo trimestre se registraron que en el país hay 65.5 millones de usuarios de internet.

De acuerdo a un comunicado del Inegi, los jóvenes son los que tienen mayor acceso a esta tecnología. Poco más de la mitad de la población de seis años o más se declaró como usuaria de Internet, entre los individuos de 12 a 24 años, las proporciones son superiores al 80 por ciento, por lo que es habitual el uso de internet entre los jóvenes.

Mientras que poco más de la mitad (53.1 por ciento) de los niños de entre 6 y 11 años señaló utilizar Internet con cierta regularidad; entre los adolescentes de 12 a 17 años la proporción alcanza el 85.5 por ciento, cantidad semejante a la observada para individuos de entre 18 y 24 años (85.0 por ciento). Incluso para el grupo de edad de 25 a 34 años, tres de cada cuatro individuos declararon utilizar Internet (74.3 por ciento).

Se hace evidente que conforme aumenta la edad, decae el uso de Internet; para el grupo de entre 35 a 44 años, poco más de la mitad (60.3 por ciento) realiza alguna actividad en la red y la proporción disminuye al 45.5% entre individuos de 45 a 54 años; solo el 21.6% de los adultos mayores a 54 años conoce y utiliza este recurso.

En la Era del Conocimiento, el acceso a Internet se encuentra asociado de manera importante con el nivel de estudios. De la población que cuenta con estudios de nivel superior (licenciatura o posgrado), nueve de cada diez han incorporado el uso de Internet en sus actividades habituales; cuatro de cada cinco de los que cuentan con estudios de nivel medio superior (preparatoria o equivalente) así también lo hacen, y con nivel básico (primaria o secundaria) resultan poco menos de la mitad (48.7 por ciento).

En cuanto a las actividades desarrolladas por los usuarios; entre las tres más recurrentes se encuentran el uso como medio de comunicación (88.9 por ciento), la búsqueda de información (84.5 por ciento), y para el consumo de contenidos audiovisuales (81.9 por ciento).

Para actividades de apoyo a la educación el porcentaje alcanza poco más de la mitad (51.8 por ciento), aunque cabe tener en cuenta que una proporción importante de la población objeto de estudio ya no se encuentra en situación de asistencia a la escuela (71.1 por ciento).

Además, el Inegi destacar que la interacción con el gobierno (para realizar trámites, para consultar información, entre otras) es cada vez más recurrente y fue mencionada por el 22.2 por ciento de los internautas.

Entre los usuarios de Internet, el acceso es algo cotidiano ya que los que navegan uno o más días a la semana representan el 96.0 por ciento sobre el total. El complemento (4.0 por ciento) corresponde a quienes declararon un uso de una vez al mes o incluso una menor frecuencia.

Sobre las transacciones electrónicas (compras o pagos vía Internet), que no son actividades recurrentes entre los internautas mexicanos, se observa un crecimiento al pasar del 12.8 por ciento en el 2015 al 14.7 por ciento en el 2016.

La telefonía celular se ha convertido en un servicio de gran importancia para la población, ya que permite establecer una comunicación ubicua y oportuna, promoviendo el sentido de pertenencia y cercanía. Esta es la tecnología de mayor penetración nacional y con las menores diferencias regionales, y al 2016 se encontró que 81.0 millones de personas se declararon como usuarias del servicio, y representan el 73.6 por ciento de la población de seis años o más, lo que significa un incremento del 2.1% con respecto a 2015.

Tres de cada cuatro usuarios de celular (76.0%) cuentan con uno de los llamados aparatos “inteligentes” (smartphone). Aunque no todos los que señalaron contar con un smartphone declararon conectarse a Internet. De acuerdo con los resultados de la encuesta, solo el 89.0 por ciento se conecta efectivamente a Internet, ya sea mediante conexión de datos o por medio de una conexión fija inalámbrica (WiFi).

A su vez, la mayor parte de estas conexiones son por medio de la red de datos, es decir, conexiones móviles: el 81.0 por ciento de quienes se conectan mediante un celular inteligente así lo declaró. De este modo, el 19.0 por ciento restante corresponde a usuarios cuya conexión se encuentra restringida a una señal de WiFi. Para las conexiones móviles significa un incremento del 13.9 por ciento con respecto a 2015.

En el caso de los hogares con Internet, la diferencia entre las entidades extremas (con la mayor y la menor proporción respectivamente) es de 62.2 puntos porcentuales, para los usuarios de telefonía celular, la diferencia es de 34.7 puntos.

Para cualquiera de las entidades, más de la mitad de la población objetivo se declaró usuaria del servicio de telefonía celular y en 29 de las 32 entidades la proporción es igual o superior al 60.0 por ciento. Solamente en los estados de Chiapas y Oaxaca (donde ocurre la menor disponibilidad) los porcentajes son del 58.1 y de 52.7 por ciento, respectivamente.

Por su parte, tanto las computadoras como los servicios de señal de televisión de paga e Internet son cada vez más recurrentes. Respecto de las computadoras, el 45.6 por ciento de los hogares cuenta con una, y para la señal de paga, la proporción alcanza el 52.1 por ciento. Por su parte, la conexión a Internet se encuentra disponible en casi la mitad de los hogares (47.0 por ciento).

Respecto de la conectividad por entidad federativa, Baja California Sur, Sonora y Baja California son las que presentan la mayor disponibilidad de Internet en los hogares con 75.5; 71.7 y 68.0 por ciento respectivamente.

En el otro extremo, Tlaxcala, Oaxaca y Chiapas presentan la menor disponibilidad, con proporciones de 28.4; 20.6 y 13.3 por ciento respectivamente. A nivel nacional, la proporción se incrementó en 7.8 por ciento con respecto a 2015.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *