Los carretilleros, trabajadores confiables que ofrece seguridad en la CEDA

  • Diario jalan su carretilla con cientos de productos por pasillos del mercado mayorista más grande del mundo: Palacios Trejo

Redacción

En la Central de Abasto de la Ciudad de México (CEDA-CDMX) circulan por pasillos, naves, patios de maniobras y vialidades más de 13 mil carretilleros, quienes están agrupados en siete sociedades cooperativas y 19 asociaciones civiles autorizadas para realizar el traslado de productos en el interior del mercado mayorista más grande del mundo.

Sergio Palacios Trejo, Coordinador y Administrador General de la Central de Abasto CDMX, expuso que son trabajadores que cada día jalan su carretilla con cientos de productos por todos los sectores de la CEDA; son los carretilleros, el sistema circulatorio de mercancías en la CEDA, por lo que su función es importante al transportar productos de una bodega a otra, cargar o descargar artículos de un camión hacia una bodega o local comercial; o bien, trasladar lo que adquieren los usuarios.

“Un carretillero es un trabajador confiable, que ofrece seguridad y cuida tanto al Participante como al usuario, por lo que es seleccionado cuidadosamente para realizar esta actividad”.

El funcionario explicó que el 25 de julio de 2014 se publicaron en la Gaceta Oficial del Distrito Federal las Normas para la prestación del servicio de carga, descarga y acarreo en carretilla en la Central de Abasto de la Ciudad de México y que para el 3 de febrero de 2015 fueron autorizadas por la Representación Privada ante el Comité Técnico y de Distribución de Fondos el Manual del Sistema de Carga y Descarga del Sector Carretillero de la CEDA CDMX.

Detalló que con esos ordenamientos jurídicos se regula la operación de las 26 organizaciones de carretilleros autorizadas en la CEDA, siete sociedades cooperativas y 19 asociaciones civiles, que agrupan a los más de 13 mil trabajadores que solo prestan su servicio en el interior de la CEDA.

“De acuerdo con las Normas, quienes ejercen esta actividad deben ser mayores de 18 años y tener condiciones físicas para cargar hasta 400 kilogramos de productos —el peso máximo establecido— sin lastimarse; por lo que esta disposición se cumple a cabalidad”, puntualizó Palacios Trejo.

Con base en el artículo 27 de las mencionadas Normas, se instaló una Comisión Tripartita para defender los intereses de los carretilleros. Después de una reunión plenaria donde participaron representantes de las 26 organizaciones reconocidas fueron electos René Montoya Ibáñez, Jorge Cruz Noriega y Odilón Pérez Galindo.

Jorge Cruz Noriega, integrante de esta Comisión Tripartita, destaca que todas las organizaciones de carretilleros cuentan con espacios autorizados y son Participantes del FICEDA, con los mismos derechos y obligaciones que los más de 9 mil Participantes que lo conforman.

Asegura que quien desee realizar esta labor debe afiliarse a una organización de carretilleros autorizada, además de cumplir requisitos como ser mexicano, mayor de 18 años, presentar identificación oficial, comprobante de domicilio y llevar recomendación de una persona física o moral, para desarrollar dicha actividad en el Centro Mayorista.

Un dato curioso, “aunque aparentemente todas las carretillas son iguales, cada una de las organizaciones autorizadas se identifica por el color: amarillo con negro, rojo, verde con amarillo, blanco, azul con beige o verde pistache, entre otras; además cada una está numerada y tiene las iniciales del representante. Todos sabemos quiénes somos y dónde estamos”, enfatiza Cruz Noriega.

Por su parte, Mario García Sordo, presidente de la Unión de Estibadores y Carretilleros “Lázaro Cárdenas, A.C.” afirma que este trabajo es el primer empleo de muchas personas que migran a la Ciudad de México y, por recomendación de un familiar o amigos, llegan a la CEDA. La mayoría son jóvenes entre 18 y 45 años que vienen de Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Michoacán y Veracruz, principalmente.

“El trabajo de los carretilleros inicia a las 10 de la noche en el sector Flores y Hortalizas, más tarde, alrededor de las 3 de la mañana se desarrolla con mayor intensidad en el sector Frutas y Legumbres —el más grande de la CEDA— y continúa después en el de Abarrotes y Víveres; sin embargo, en todas partes podrás solicitar el apoyo de un carretillero”, explica García Sordo.

Refiere que “a pesar de que muchos no tienen instrucción primaria ni documentos y no saben hablar español, he visto que después de algunos años, ya son encargados de una bodega o adquieren una propia, porque son personas trabajadoras, honestas y confiables que se ganan la confianza de sus patrones y de todos”.

Afirma que no son mecapaleros, cargadores ni cargantes, sino carretilleros y la primera vez que apareció ese nombre fue en un decreto presidencial para regularizar el servicio de los trabajadores no asalariados en el Distrito Federal, en el sexenio de Adolfo Ruiz Cortines.

“Los carretilleros somos la fuerza que mueve a la Central de Abasto y es el sector de trabajadores no asalariados más grande de la Ciudad de México”, por eso trabajamos todos los días por nuestras familias y por nuestra Central”, finalizó Mario García Sordo.

Share Button

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *