Socavón del Paso Exprés por fallas y omisiones en el diseño, ejecución y supervisión

  • Responsables empresas encargadas y como de servidores públicos, por lo que la SCT y la SFP trabajarán para deslindar responsabilidades

Redacción

El dictamen técnico que realizaron peritos sobre las causas que originaron al socavón del Paso Exprés de Cuernavaca arrojó que hubo fallas y omisiones en el diseño, en la ejecución y en la supervisión en el kilómetro 93 más 857, tanto de las empresas encargadas, como de servidores públicos.

Ante esto, funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) indicaron que si se hubiera respetado la propuesta del proyectista, “con seguridad podría haberse evitado el dislocamiento del tubo”, que el área jurídica de la SCT y la Secretaría de la Función Pública (SFP) trabajan para deslindar responsabilidades y que se llevarán a cabo cinco acciones para reforzar la normatividad técnica de la infraestructura carretera.

Al comentar el informe técnico realizado por peritos sobre las causas que originaron la oquedad en el Paso Exprés de Cuernavaca, de que fue el taponamiento del drenaje que pasa por abajo, el director general de Carreteras, Clemente Poon Hung, señaló que no se atendió el proyecto de construir un embovedado de la alcantarilla.

Ayer en conferencia de prensa, Poon Hung comentó que, si se hubiera respetado la propuesta del proyectista, con seguridad se pudiera haber evitado el dislocamiento del tubo.

Señaló que, de acuerdo con los resultados del peritaje, el socavón tiene como origen alguna de estas causas: el deterioro de la alcantarilla, el efecto del esfuerzo inducido por el terraplén, el peso propio del muro, y la falta de resistencia residual del tubo.

Además, la falta de estabilidad del talud, ocurrido en octubre de 2016, los esfuerzos inducidos por maquinaria pesada durante el proceso constructivo, así como la obstrucción dentro de la alcantarilla formada por basura, piedras, ramas y otros objetos como plásticos, pelotas, etcétera.

Dijo que la Coordinación Nacional de Protección Civil, en un oficio fechado el pasado 24 de julio, solicitó al gobierno de Morelos liberar de basura a las barrancas, márgenes de ríos y arroyos, y establecer medidas preventivas inmediatas previas a la actual temporada de lluvias, sin que hasta esa fecha haya recibido respuesta alguna.

El director general de Carreteras dijo que al no cumplirse esa solicitud, la corriente del arroyo arrastró basura de todo tipo, piedras, ramas, troncos de árboles y palmeras, llantas, malla ciclónica, que terminaron bloqueando el tubo, por lo que el agua buscó otra salida, causando reblandecimiento.

Por su parte, el director general del Instituto Mexicano del Transporte (IMT), Roberto Aguerrebere Salido, informó que, como solución final al problema del Paso Exprés, se construirá un puente de 48 metros de longitud en tres claros, va a estar apoyado por columnas, de 15 metros van a estar enterrados y 10 metros van a estar superficiales.

En la parte de abajo del puente, dijo, se va a hacer toda una canalización para que todo el río pueda circular sin ningún obstáculo y también asegurar a los habitantes de aguas arriba y aguas abajo que no vayan a tener inundaciones ya en el futuro.

Comentó que hay un plazo de 10 semanas para su construcción, pero, sentenció: “la seguridad está por encima de los tiempos, tenemos que trabajar con rapidez, pero no debemos de descuidar la seguridad para poder tener esta obra en el menor tiempo posible y poder restablecer el tránsito, otra vez, de 10 carriles de circulación”.

El director general del IMT indicó que a partir de las investigaciones transparentes, rigurosas y precisas y del dictamen pericial técnico, el área jurídica de la SCT y la SFP están trabajando para deslindar responsabilidades de cada una de las etapas del proceso constructivo.

En este sentido, Clemente Poon dejó claro que corresponde a la SFP aplicar las sanciones correspondientes, que en su caso pueden llegar a inhabilitar a las empresas para poder participar en la obra pública y se está en espera de los resultados que de ello se emane.

Las responsabilidades de cada etapa de las obras están perfectamente delimitadas dentro de cada proyecto, los procesos de ejecución de la obra se supervisan directamente en los Centros SCT de cada estado, que son los responsables operativos de la secretaría, agregó Poon Hung.

Por su parte, el director general de Servicios Técnicos, Jesús Felipe Verdugo, informó que, en coordinación con el IMT y las direcciones normativas de Carreteras, de Desarrollo Carretero y de Conservación de Carreteras se llevarán a cabo cinco acciones para reforzar la normatividad técnica de la infraestructura carretera:

Aplicar nuevas tecnologías, capacidad hidráulica de las obras de drenajes y de los puentes, establecer sanciones nuevas por incumplimiento y en materia de seguridad para aquellas empresas o prestadoras de servicios que no estén cumpliendo, los efectos del cambio climático y una revisión a la infraestructura existente.

Share Button

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *