Fortalecen América Latina y el Caribe cooperación para lograr una pesca y acuacultura sostenible

 

  • La región aporta el 12 por ciento de la producción pesquera y casi el 4% de la producción acuícola global
  • Acordaron intercambiar información sobre pesca ilegal no declarada y no reglamentada

Mario García Sordo

Países de América Latina y el Caribe se comprometieron a fomentar que mares y aguas interiores sean zonas productivas y de desarrollo sostenible para asegurar el bienestar de las comunidades.

En la Reunión internacional de alto nivel de Iniciativa Global de Crecimiento Azul para América Latina y el Caribe, los asistentes acordaron fortalecer la participación de los países en la Red regional de intercambio de información y experiencias sobre pesca ilegal no declarada y no reglamentada entre los países de América Latina y el Caribe, por medio de la cual se apoyarán iniciativas de capacitación e intercambio de prácticas entre los países.

Convocados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), 15 naciones de América Latina y el Caribe se reunieron en la Ciudad de México para identificar oportunidades de cooperación para el desarrollo sostenible de las actividades pesqueras y acuícolas en el marco de la Iniciativa Global de Crecimiento Azul del organismo internacional.

La Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca de México fue anfitriona de esta reunión donde se abordó dichas actividades en América Latina y el Caribe, región que aporta el 12 por ciento de la producción pesquera y casi el 4% de la producción acuícola global.

Se dio a conocer que la pesca y la acuicultura contribuyen de manera notable a la seguridad alimentaria y a los medios de vida de millones de personas en América Latina y el Caribe, la acuacultura emplea a 356 mil personas en la región, mientras que más de dos millones 80 mil personas se dedican a la pesca y se estima que existen más de 500 mil familias que dependen de la acuicultura de pequeña escala para su seguridad alimentaria e ingreso familiar en la región.

Según el Estado Mundial de la Pesca y la Acuacultura 2016, la región produce 2.7 millones de toneladas de pescado en acuicultura y extrae alrededor de 11.7 millones de toneladas en la actividad de captura, por lo que la conservación y contribución sostenible de la pesca y la acuacultura a la reducción del hambre y la pobreza en la región es una de las prioridades de la FAO.

En la reunión, con el acompañamiento técnico de la FAO, las naciones dialogaron sobre mecanismos de cooperación Sur-Sur y Triangular, para fortalecer el combate a la pesca ilegal no declarada y no reglamentada, programas de alimentación escolar y compras públicas, el consumo y comercio inclusivo intra-regional de productos de la pesca y la acuacultura, la labor del legislativo en una mayor contribución de esta actividad a la seguridad alimentaria y nutricional, así como al alivio a la pobreza rural.

Los representantes de Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú, República Dominicana y Santa Lucía reconocieron a la “Iniciativa Global de Crecimiento Azul“ que promueve la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), como un mecanismo orientador para el aprovechamiento de los ecosistemas acuáticos y plataforma para contribuir a la cooperación y desarrollo de economías.

Así también valoraron los esfuerzos del organismo internacional por acompañar los procesos nacionales para dar cumplimiento a los compromisos en el marco de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, en particular a los objetivos 2 y 14 de erradicación del hambre y sostenibilidad de los recursos acuáticos.

Las naciones solicitaron continuar con los esfuerzos para constituir la Red Acuicultura de las Américas para la atención de aspectos como enfermedades trasfronterizas, fortalecimiento de capacidades de los acuicultores de recursos limitados, de micro y pequeña empresa, estimular el consumo de productos de acuicultura y buscar el incremento de comercio intra-regional.

Finalmente, los países observaron que el fortalecimiento de la cooperación técnica Sur-Sur y Triangular, como un vehículo fundamental para aprovechar las ventajas comparativas regionales y nacionales.

En la reunión participaron también representantes del Organismo del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano del Sistema de la Integración Centroamericana (OSPESCA), el Mecanismo Regional de Pesca del Caribe, el Foro de Parlamentarios de Pesca y la Acuacultura de América Latina y el Caribe, y el Centro para los Servicios de Información y Asesoramiento sobre la Comercialización de los Productos Pesqueros de América Latina (INFOPESCA).

Share Button

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *