Abordan Diputados propuesta de consulta popular sobre el modelo actual de seguridad pública

  • El PRI argumenta que es para generar mayores niveles de gobernabilidad y legitimidad de las instituciones estatales
  • La  oposición expone que la medida es inconstitucional, ya que en materia de seguridad nacional no puede haber consulta popular

Mario García Sordo

Diputados federales externaron posiciones sobre el proyecto de decreto que busca declarar procedente la consulta popular relativa al modelo actual de seguridad pública, a efecto de dotar a la ciudadanía de mecanismos de participación que le permitan expresarse en la búsqueda de soluciones a los problemas en este ámbito.
El documento presentado argumenta que actuar de otra manera no sólo limita los derechos de los ciudadanos, sino además les resta corresponsabilidad en la toma de decisiones en materia de seguridad pública, negándoles el derecho a la consulta popular sobre un tema estratégico.
Considera como asunto de trascendencia nacional este tema, y refiere que la petición de consulta fue suscrita por 203 diputados de los grupos parlamentarios del PRI y PVEM, la cual se presentó el pasado 15 de septiembre y que fue turnada a la Comisión de Gobernación, el 19 de ese mismo mes.
En ella, los legisladores proponen la pregunta: ¿Estás de acuerdo en que nuestro país tenga 32 policías profesionales, una por cada estado, en lugar de las más de mil 800 policías municipales que, de acuerdo a distintos estudios, están mal capacitadas, mal equipadas y mal coordinadas?
La Comisión de Gobernación llegó al acuerdo de que “es procedente la consulta popular planteada, como una posible solución a los problemas que persisten en las instituciones policiales, lo cual resulta positivo dentro del contexto de los procesos de modernización del sistema de seguridad pública, que han dotado a la población de instrumentos legítimos de participación, democratización y gobernanza para ejercer en corresponsabilidad con el Estado la función de seguridad pública”.
En la fundamentación, la presidenta de la Comisión de Gobernación, diputada Mercedes del Carmen Guillén Vicente, del PRI, mencionó que investigadores y especialistas en el tema han señalado que el Sistema de Seguridad Pública en México, por una diversidad de razones, tiene problemas serios de coordinación y eficacia. “La percepción de inseguridad es muy, muy alta”.
Seis de cada diez mexicanos, expuso, consideran la seguridad pública como el principal problema que nos aqueja. La participación de las y los mexicanos en la transformación de las instituciones ha sido clave y debe serlo también en la consolidación de un modelo de seguridad pública más democrático y horizontal, en el cual la toma de decisiones en torno a todo lo que le afecta involucre, precisamente, a los ciudadanos.
Guillén Vicente dijo que por ello se consideró procedente la petición de consulta popular relativa al modelo actual de seguridad pública, para generar mayores niveles de gobernabilidad y legitimidad de las instituciones estatales encargadas de la misma –de manera congruente– con los nuevos enfoques de seguridad democrática.
El diputado Macedonio Salomón Tamez Guajardo (MC) calificó la propuesta como “absurda y ridícula”, además es “ilegal, imprudente y ofensiva”. Subrayó: “Estamos ante una terrible y notoria contradicción, definitivamente la ley prohíbe ese tipo de consulta con ese tema. Además, prohíbe que se pregunten cosas, incluyendo juicios de valor”.
De Morena, el diputado Rene Cervera García expresó que las consultas no deben ocurrir en medio de los procesos electorales. “Estamos en contra del dictamen, porque pone una boleta más en las urnas del próximo proceso electoral y eso solo contribuirá nuevamente a la confusión, y será un elemento que podría manipular la voluntad del pueblo. Estamos volviendo un eje de discusión electoral, un tema que tiene que ver con otras preocupaciones”.
El diputado Rafael Hernández Soriano (PRD) puntualizó que se requiere una clase política que tome decisiones, que garantice a la ciudadanía seguridad en sus vidas y bienes, que retire progresivamente a las Fuerzas Armadas de varias zonas del país y asuma de frente su responsabilidad de garantizarles seguridad pública, con mando civil. “Eso es lo que quieren ocultar con esta pretendida consulta popular”.
Jorge Ramos Hernández, diputado del PAN, resaltó que es inconstitucional esta medida, ya que la Carta Magna establece que en materia de seguridad nacional no puede haber consulta popular. “Bonita cosa trivializar el debate entre si hay 32 mandos o mil 800 policías, cuando saben perfectamente que en la reforma el Mando Mixto policial profundiza mucho más que en la trivialidad de quién es el que manda. Al PAN le importa policías limpias, bien pagadas y que los criminales que se prestan para la complicidad estén en la cárcel”.
Por el PRI, el diputado Carlos Iriarte Mercado destacó que lo que se busca es que con mucha transparencia y claridad la sociedad aporte su punto de vista de lo que se propone. “Estamos convencidos de que la voz de las y los ciudadanos es la máxima expresión de la soberanía popular. No vamos a permitir que una frustración individual o personal lastime más, lo que la sociedad demanda, que es una libre participación”.
El diputado David Gerson García Calderón (PRD) señaló que su grupo no está en contra de las consultas populares, sino de este albazo legislativo. “Lo que se pretende aprobar no es una iniciativa o no es un dictamen donde en verdad se le quiera consultar al pueblo algo que nos va a beneficiar. No, lo que el PRI quiere hacer hoy y sus aliados, es ocuparlo como un tema electoral y desde aquí les decimos que no lo vamos a permitir porque el tema de la seguridad nacional es muy delicado y lo tenemos que revisar de manera muy técnica”.
El diputado Francisco Escobedo Villegas (PRI) manifestó que de las mil 800 corporaciones de policía municipal que existen en el país, casi 9 de cada 10 funcionan con un cuerpo policiaco menor a 100 elementos, y muchas de ellas tienen 4 o 5 elementos de policía, por lo que carecen de la capacidad humana para hacer frente a muchas de las amenazas. “Aprobemos este dictamen porque esto asegura que este tema de mando provenga de un mandato de origen, aquél que sólo otorga el pueblo”.
Jorge Álvarez Maynez, diputado de MC, resaltó que el PRI no ha dado resultados en materia de inseguridad y que 2017 es el año con más muertes, inseguridad y violencia en la historia reciente del país.
El diputado Ulises Ramírez Núñez (PAN) añadió que esta propuesta es una incongruencia legal y constitucional. “Venimos a defender el federalismo y hablar a favor de los municipios de México. En 200 ayuntamientos de este país se concentra el 85 por ciento de la población y quiero decirles que esos 200 tienen la suficiente capacidad para afrontar el problema de la seguridad si tuvieran las herramientas correctas. La discusión está errada”.
Luego de la discusión, se procedió a la votación del dictamen de la Comisión de Gobernación, sin embargo el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín dijo: “Estimados amigos, no habiéndose alcanzado el quórum necesario, se declara un receso de 15 minutos con objeto de verificar el quórum. Durante ese tiempo seguirá abierto el sistema electrónico de votación”.
Sin embargo el diputado Ramírez Marín levantó la sesión y citó a la que tendrá lugar mañana jueves 14 de diciembre, a las 10:00 horas, y comentó: “recordando a ustedes que continuaremos el procedimiento”.

Share Button

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *