La democracia mexicana ignora a los marginados y olvidados del Sistema

 

Comentando La Ciudad

  • El INE y los partidos dilapidarán 28 mmdp para campañas en 2018

Por Luis Repper Jaramillo*

lrepperjaramillo@yahoo.com

Esta es la realidad mexicana. En Chalchuihuitán, Chiapas, hace dos semanas murieron de hambre y frío, 4 niños, entre ellos un bebé de tres días de nacido. Sí, leyó bien por inanición (no comieron varios días) y por gélidas temperaturas de la zona (bajo cero grados). Además 3 adultos por las mismas causas perecieron.

En pleno Siglo XXI, estas escenas lastiman, irritan, enfadan y juzgan la corrupción, incapacidad, indiferencia y “valemadrismo”, del gobernador del Estado, Manuel Velasco Coello y de Enrique Peña Nieto, pues sus políticas social e indígena, han sido un fracaso.

Es intolerable que pequeñines de entre 3 años y recién nacido, así como 3 mayores de edad, hayan fallecido porque no tuvieron alimento, ni cobijo, pues estaban a la intemperie en campamentos de trapos, piedras y cartón, por un conflicto territorial.

El tema no es este, en otra ocasión será abordado. Pero el delito gubernamental es haber dejado morir a indefensos y desplazados tzotziles, pese a que el” país, y el gobierno local, tiene recursos financieros suficientes para “no dejar morir por hambre”, a siete mexicanos sumidos en la marginación, el abandono, ineficiencias, corrupción y delito federal, pues el acceso a la alimentación es un derecho humano, que Velasco Coello, Peña Nieto/Luis Miranda Nava (Sedesol), violentaron, que amerita juicio judicial.

Pero como en México, pasa todo y no pasa nada, estos tres palafustanes, habilitados como funcionarios públicos, la librarán y quedarán impunes ante la justicia, pero no del juicio popular, esta lamentable situación será un caso más del gobierno fallido de Enrique Peña Nieto… y sanseacabó.

Y decía que en México hay dinero suficiente, pero no para socorrer a los pobres extremos y marginados. , para los holgazanes, mantenidos, corruptos, miserables y vividores partidos políticos, candidatos, el INE, el TEPJF, institutos electorales locales, medios de comunicación afines y simpatizantes del Sistema; recursos provenientes de los mexicanos que estos grupos prostituyen con sus acciones político/electorales.

Nada más lamentable enterarse que el inútil, inmoral, indigno y corrupto Presidente Consejero del INE, Lorenzo Córdova Vianello, anunció que para el proceso electoral 2018, en donde se votará por más de 3 mil 400 cargos públicos, entre ellos Presidente de la República, Congreso Federal, Jefatura de Gobierno de la CDMX, etc., se gastarán más de 28 mil millones de pesos, en campañas, administración electoral, publicidad, material comicial, sueldazos para estos insensatos, gasto corriente, partidos políticos, sus candidatos, etc. dinero digno que echarán a la basura, con su basura política.

Además del dispendio económico, el INE y sus paleros, en abierto atentado a la dignidad de las personas que escuchan radio, ven televisión, navegan en la Red, o acuden al cine a divertirse, nos insultarán con la difusión en esos medios de 59 millones 950 mil spots electorales -durante 60 días- en donde los partidos y sus candidatos mentirán, prometerán, ofrecerán, ofertarán mentiras, mentiras y más mentiras en abierto atentado a nuestra inteligencia, porque ya no les creemos. Sólo recuerden las promesas, ante notario público, de Enrique Peña Nieto, en 2012 y su frase populista te lo firmo y te lo cumplo

Lo firmó… y nunca cumplió.

Ese despilfarro de casi 60 millones de mentiras, es un gasto innecesario, que si bien no le costará dinero al INE, pues utilizará los Tiempos Oficiales que otorga la Secretaría de Gobernación, sí golpea a los concesionarios pues no podrán comercializar sus anuncios particulares, pues tienen la obligación de ceder esos tiempos para los partidos políticos.

Pero vuelvo al tema central de la entrega. Con los 28 mil millones de pesos que nos robarán los partidos políticos, sus candidatos, los burócratas electorales y las autoridades federales, se confirma la lastimosa verdad: la incipiente democracia en México es la más cara del mundo, y peor aún, porque el dinero que debe ser destinado a programas sociales, a emergencias, combatir la pobreza, pobreza extrema, el desempleo, la inseguridad, el analfabetismo, la salud y elevar la calidad de vida de más de 120 millones de mexicanos, los regalarán a políticos que ningún beneficio aportan a la población.

Es por demás ampliar la visión, de todos conocido, por los nulos resultados de legisladores, gobernadores, alcaldes, burócratas divinos, y hoy, presidente de la república, que no más no da una.

Por qué despilfarran tanto dinero en sujetos incapaces, inmorales, corruptos, impunes y vividores de pesos ajenos, que ya convertidos en funcionarios públicos, diputados, senadores, gobernadores, presidente del país, etc. se convierten en ladrones, defraudadores, y huyen, evidenciando su corruptela.

¿Les recuerdo algunos nombres? Va. La “nueva generación de políticos”, como los bautizó en 2012 Peña Nieto: todos ex gobernadores del PRI, Javier Duarte (Ver) César Duarte, (Chihuahua), Beto Borge (Q Roo), Fernando Ortega (Campeche). Viejos priistas, Tomás Yarrington (Tams), Jorge Herrera Caldera (Dgo), Miguel Alonso Reyes (Zac), Rodrigo Medina (NL), Fausto Vallejo (Mich), Egidio Torre (Tams), Humberto y su hermano Rubén Moreira (Coah), Eruviel Ávila (Edomex), Arturo Montiel (Edomex), Fidel Herrera (Ver), Ulises Ruíz (Oax), Andrés Granier (Tab), todas una joyitas de la corrupción e impunidad.

Del PAN, tampoco se salvan, Guillermo Padrés (Son). Qué me dicen de Felipe Calderón (Estela de Luz), Vicente Fox (Martha Sahagún), Ricardo Anaya (propiedades en EEUU).

Por el PRD, Marcelo Ebrard (Línea 12 del Metro), Alejandra Barrales (Depa de lujo en Miami y varias propiedades en la Ciudad), Héctor Serrano (jefe de la mafia del comercio informal y microbuseros en la CDMX). Por Morena, el mismísimo Andrés Manuel, quien lleva casi 20 años, sin trabajar, viajando por todo el país, al extranjero, dando vida de rey a sus hijos, sin que reporte cómo y de dónde obtiene ingresos para darse vida de millonario.

Son sólo algunos ejemplos de perversión que los políticos mexicanos cometen al amparo del financiamiento público (nuestro dinero) a través del nefasto INE y su caterva de ladrones, que escondido como “prerrogativas” otorgan recursos limpios para prostituir bajo la simulación de democracia, que luego se paga con favores y puestos públicos a quienes ayudaron a “ganar”

Con 28 mil millones de pesos, que será el “financiamiento” en 2018 para esta lamentable actividad electoral, se podrían construir hospitales, escuelas, centros deportivos, proveer a las clases olvidadas por el PRI/Gobierno, vialidades, energía eléctrica, agua potable, mercados, centros culturales. Promover ante los empresarios la creación de empleos y luchar para erradicar la galopante pobreza y pobreza extrema en que están sumidos más de 50 millones de marginados mexicanos.

¿Cuántas casas de interés social podrían construirse? para atender la desgracia de miles de mexicanos de Oaxaca, Chiapas, Ciudad de México, Morelos, Guerrero, Puebla, Hidalgo, Estado de México, etc. damnificados de los sismos del 7 y 19 de septiembre y por los torrenciales aguaceros que se abatieron en Acapulco, Tabasco, Jalisco, considerando que el costo promedio de una vivienda tipo, 60 metros cuadrados con todos los servicios oscila entre los 450 mil y 550 mil pesos, cubriendo sólo a los verdaderos damnificados, comprobados y comprobables.

Por qué maldita razón esos “recursos electorales” no tienen destino social que cambie la vida a millones de mexicanos que durante 88 años (gobiernos priistas y panistas), no sólo han desatendido, sino ignorado.

Por qué mantener a políticos vividores a través de la partidización de la vida democrática del país, cuando han demostrado que sólo les interesa el primer puesto o cargo, para de ahí saltar a otros, como lo han hecho Emilio Gamboa Patrón, Manlio Favio Beltrones, Enrique Burgos García, Andrés Manuel López Obrador (18 años de holgazán), Carlos Romero Deschamps (2 veces diputado federal, Senador, explotador de trabajadores de Pemex), Leonel Luna Estrada (dos veces Jefe Delegacional en Álvaro Obregón, en donde es cacique; dos ocasiones Diputado a la ALDF); Alejandra Barrales (Diputada federal, dos veces Diputada a la ALDF, Secretaria de Turismo en el DF y Secretaria de Desarrollo Social en el Estado de Michoacán, Senadora, Presidenta Nacional del PRD y dos ocasiones aspirante a la Jefatura de Gobierno del DF y ahora de la CDMX.

Los mexicanos estamos hartos de que mientras los políticos gozan de privilegios, canonjías, ingresos millonarios, etc. con dinero que nos quita la Ley Electoral, que compra cada 3 y 6 años la “democracia” en México., que demuestra hay dinero y mucho para mantener políticos y partidos holgazanes, parásitos y corruptos. Ese mismo Sistema deja morir de hambre y frio a 7 personas, en una provincia de Chiapas, entre ellos un recién nacido.

¡Dinero para los amigos!, desprecio e indiferencia para los pobres, marginados, olvidados, indígenas. Éste es el precio de la democracia a la mexicana y Chalchuihuitán, Chiapas, es ejemplo irracional del gobierno fallido de Enrique Peña Nieto.

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de Comunicadores por la Unidad (CxU

Share Button

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *