Injustificable aumento a la tortilla, necesario políticas paras mejorar precios e incentivos a industriales

  • El aumento de entre 1.50 a 3 pesos por kilogramo de maíz se debe a la insensibilidad, a la inconciencia de los individuos que se dedican al negocio de la producción de tortilla

Redacción

Organizaciones campesinas y académicos de la Universidad Nacional Autónoma de Chapingo (UACh) consideraron injustificable el aumento al precio de la tortilla, y recordaron que el costo de la tonelada de maíz blanco no rebasa los 3 mil 800 pesos, precio que se ha mantenido a lo largo de los últimos años a pesar de que los costos de producción al productor se han elevado derivado de los precios internacionales de los insumos.

El investigador de la UACh, Gerardo Noriega Altamirano propuso para el caso del sector primario el Estado mexicano debe impulsar una política de mejores precios para los productos agrícolas, que se le invierta a investigación y desarrollo para mejorar rendimientos y reducir costos de producción, financiamiento accesible a los productores, apoyos a la comercialización y orientar la producción para el mercado interno y reducir importaciones de grano.

Consideró que tendría que dar una serie de facilidades fiscales a los empresarios como para que puedan mantener su costo bajo relativamente hablando, reducirles impuestos, darles algunos costos preferenciales, en los combustibles, en energía eléctrica, y en caso contrario van a continuar los aumentos y eso se va ver reflejado no solamente en la tortilla sino en muchos otros alimentos importados que ya están en México.

El investigador de Chapingo ejemplificó: “si el kilo de maíz está en 3.80 pesos y por cada kilo de maíz se elaboran un kilo 600 gramos de tortilla” prorrateando los costos de los otros insumos como es la electricidad y el gas da menos del precio de 15 pesos al que comercializan actualmente el kilogramo del alimento básico de los mexicanos”.

Sin embargo, advirtió el profesor Gerardo Noriega Altamirano, que si retomamos todos los frentes fríos, todas esas tormentas invernales, que afectan la producción agrícola, entonces en pocos días comenzaremos a ver que en el caso de las hortalizas también se tendrá que incrementar los precios ya que no va a haber suficiente producción por los riesgos propios del frío.

Hizo ver el académico que la política actual del Estado mexicano ha sido, por una parte, contener los precios de los granos básicos en el mercado y por otra parte soltó mucho lo que tiene que ver con los insumos, esto propició que el costo de producción se eleva mucho y el precio en el mercado sea muy bajo y si a eso le sumamos esa racionalización de los precios del combustible a la alza y las tarifas que están aparentemente reguladas entre las residenciales y no residenciales y esa situación impacta negativamente.

Esto es parte de haber descuidado la producción nacional ya que el Estado mexicano le metió mucho peso a las importaciones pero ahorita que Donald Trump está usando reducción de impuestos a las grandes empresas, el dólar va seguir fortaleciendo, como una forma de regresar capitales Estados Unidos, esto nos va poner en una franca desventaja.

Por su parte, el Secretario General de la Alianza Campesina del Noroeste (ALCANO), Raúl Pérez Bedolla, hizo un llamado urgente al Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, a frenar el alza en la tortilla debido a que al productor de maíz se le adeudan compensaciones al precio objetivo desde hace dos años, por lo que este aumento es “mera especulación de los industriales, molineros y tortilleros”.

El dirigente de ALCANO señaló que la producción de maíz blanco en el país es satisfactoria para cubrir la demanda interna y cuestionó a los industriales que importan maíz amarillo y lo convierten en masa para la elaboración de tortilla.

Esta actitud es poco ético ya que el maíz amarillo se utiliza para producir alimentos para ganado, almidones entre otros, menos para el consumo humano, de ahí que solicitó a la PROFECO llevar a cabo una investigación para determinar qué tipo de grano utilizan para la elaboración de tortilla.

Asimismo, cuestionó que el aumento al salario mínimo haya quedado nulificado con los aumentos tanto con los precios de gas y los alimentos de la canasta básica.

A su vez, Juan Pablo Rojas Pérez, presidente del Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México, aseguró que los industriales, los molineros y los tortilleros “están jugando chueco” ya que están importando maíz amarillo para elaborar tortilla, aunque ello no esté permitido por legislación actual, de tal manera que esta injustificado el aumento a este alimento ya que el maíz blanco nacional se ha mantenido en un rango de 3 y 3.80 pesos el kilo.

Sostuvo que por tanto este aumento de entre 1.50 a 3 pesos en el kilogramo de maíz “se debe a la insensibilidad, a la inconciencia de los individuos que se dedican al negocio de la producción de tortilla, así como a la insensibilidad de políticas en nuestro país con respecto al incremento en los precios de los combustibles y los energéticos”.

Rojas Pérez, dijo que para evitar estos “abusos”, “es importantísimo y necesario reformar, activar e instituir al Sistema Producto Maíz de México, donde cada uno de los eslabones en la cadena maíz porque de esa manera es como lograríamos sentarnos a la mesa y tomar acuerdos entre todas las partes: productores, los que producen las energías para la producción, los que compran, los que consumen el maíz para las diferentes usos y utilidad, incluyendo a estos señores que se llaman industriales de la masa y la tortilla en México, solamente de esa manera podremos llegar a acuerdos que lleven principalmente consumir, en primer lugar, la producción nacional y posteriormente producir más en el mercado con la finalidad de que no se sigan quejando por el incremento en el valor del dólar”.

El presidente del Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México advirtió que los productores no aceptan dicho aumento como lo argumenta el representante de la Unión Nacional de Tortillerías, Lorenzo Mejia, ya que el precio del maíz a nivel nacional a nivel internacional no tiene incremento alguno, al contrario, en el mercado internacional como en el mercado nacional, el precio del maíz en estos días, diciembre-enero, posiblemente febrero, tiene precios bajos.

Detalló que en el mercado internacional, el precio puede estar por debajo de los 3 mil pesos por tonelada.

Insistió en que los productores de maíz son los más castigados en este sentido porque tenemos más insumos con precios internacionales y no se ha incrementado el costo de producción.

De tal suerte que, insistió, “el aumento es totalmente injustificado, inconsciente, voraz y mezquino de estos individuos sin conciencia alguna están haciendo uso, abuso y aprovechándose de las condiciones de las políticas públicas que hoy tenemos en México”.

Por ello, exigió al Gobierno Federal, específicamente a la Secretaría de Economía, a la Secretaría de Hacienda, así como a Profeco que ponga en mano dura y que, de manera equitativa, reforme y pongan los precios que deben detener estos productos de la canasta básica.

Share Button

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *