Infumable y saqueador el sexenio de Miguel Ángel Mancera

Comentando La Ciudad

  • Entre desacato, inseguridad y saqueo a los automovilistas reina MAM

Por Luis Repper Jaramillo*

lrepperjaramillo@yahoo.com

Miguel Ángel Mancera Espinosa (MAME) quien cobra como Jefe de Gobierno de la Ciudad de México está jugándole a la traición, dañando a más de 6 millones de capitalinos y 4 más que a diario cruzan, transitan o tiene necesidad de estar con su automóvil en la capital del país, pues a pesar de inútil, es tranza y desacatador de un orden judicial que prohíbe el uso de las fotomultas, como instrumento para imponer infracciones de tránsito.

A punto está de concluir el “contrato” entre su administración (desastrosa) y dos empresas dedicadas a tomar fotografías a automovilistas en tránsito, como argumento para imponer una infracción, que resulta inconstitucional y pretexto para que Mancerita y su camarilla de saqueadores Luis Serna, Tanya Muller, Hiram Almeida, Leonel Luna, Edgar Amador Zamora, etc. estafen al atribulado dueño de un auto con castigos, prohibiciones (para verificar) y hasta conculcar el Derecho de Audiencia, por la sencilla razón de que MAME al ser botado como candidato presidencial de la izquierda, toma venganza contra la ciudadanía.

Me centro en el asunto de las “fotomultas”, que en 2015 los peleles Diputados de la VII Legislatura de la ALDF, encabezados por el tibio perredista Leonel Luna Estrada, Presidente de la Comisión de Gobierno, le aprobaron al Jefe de Gobierno, la entrada en vigor y aplicación de las fotomultas, que de inmediato partidos de oposición como Morena, Humanista y Movimiento Ciudadano, interpusieron ante la SCJN una controversia para que el máximo tribunal de justicia, analizara la inconstitucionalidad de la Ley de Movilidad y del Reglamento de Tránsito la CDMX que incluye el daño al automovilista “infraccionado”, pues viola su Derecho de Audiencia, consagro en la Constitución Mexicana, pues su derecho a defenderse presentando pruebas que a su interés convengan, la maldita decisión de Mancera en los Verificentros era contundente tienes fotomultas, y hasta que las pagues puedes verificar… es el único razonamiento que esgrimen los empleados del centro y sanseacabó.

Cuando la resolución judicial, ordenó a Mancera suspender las fotomultas -por la razón esgrimida- fanfarrona, valentona e irracionalmente “mandó al carajo” a la institución y en alarde de prepotencia dijo en conferencia de prensa “las fotomultas van… no se suspenden”. La Corte quedó shockeada, pasmada, muda, nada hizo al respecto, pese a que una negativa de este Tribunal representa un desacato… Todo quedó igual, el incapaz de Mancera se salió con la suya… y le diré por qué.

Al respecto el Juez Silva García declaró inconstitucionales los artículos 9, 60, 61, 62 y 64 del Reglamento de Tránsito, referentes a la imposición de las multas a partir de equipos tecnológicos.

El Magistrado señaló que al amparo del Artículo 14 Constitucional, las personas deben tener el derecho de defensa antes de cualquier acto privativo de la vida, libertad, propiedad, posesiones o derechos, porque un video o una fotografía no generan en automático un acto en perjuicio de nadie, pues sólo es un indicio para iniciar un juicio. En este acto Mancera ya impuso, enjuicio y sentenció, sin que el “culpable” tenga derecho a presentar su defensa.

El Juez Silva García, determinó que la decisión del Reglamento de Tránsito y la posición del Jefe de Gobierno, la VII ALDF y de los particulares a quienes se les “obsequió” la vigilancia electrónica no beneficia a la ciudadanía –menos al automovilista- sino a los concesionarios y a las arcas del gobierno, pues a pesar que desde 2015 a la fecha tal intimidación no ha reducido, impedido o evitado percances, accidentes, víctimas u orden en el control de tránsito.

Y la duda sigue: en donde están los millonarios ingresos de las fotomultas, pues muchas calles y avenidas de la CDMX están destrozadas en su pavimento, los semáforos apagados o desincronizados, ausencia total de agentes de tránsito en puntos viales conflictivos, como el de Av. Monterrey y Av. Chapultepec, Col Roma en donde es un infierno cruzar.

Es tan vil, Mancera, que cuando el terremoto del 19 de septiembre de 2017 colapsó casas, edificios, vecindades, etc. no fue capaz de utilizar ese dinero saqueado por las fotomultas, para paliar y responder de inmediato a la emergencia… No, el inútil espero, mientras la gente estaba bajo escombros, herida, lesionada o muerta, hasta que llegara la partida federal, en ese momento reaccionó

No tuvo visión, iniciativa, capacidad, inteligencia (a poco sabe qué es eso), intuición para erigirse en líder, actuando ipso facto para salvar vidas, socorrer al necesitado… luego… luego repodría el dinero de sus “fotomultas”, pero no su soberbia, avaricia, indolencia, desinterés, inmoralidad fue su actuar ante la tragedia.

Para nada, Mancera dejó que los millones de pesos robados al automovilista a través de sus infracciones electrónicas, siguieran ganando intereses bancarios para su beneficio (¡era su dinero para la Campaña!, jajajajaja), en tanto la gente dañada por el sismo espero, espero, espero la ayuda de su gobernante. Él, indiferente y en su zona de confort los C4 y C5 cómodamente, con cafecito caliente, galletas y sándwiches a toda hora, fue un espectador más del desastre… Mientras los intereses bancarios de sus fotomultas siguieron aumentando.

Ah, pero hay una podero$a razón para esto.

Resulta que esos “contratos lenones” del GCDMX con dos empresas privadas de toma de fotografías son altamente convenencieros para las tres partes, es decir, “hay lana para todos”, pero desde luego el “ganón” es Mancerita quien repartirá a Luis Serna, Tanya Muller, Hiram Almeida, Edgar Amador, Leonel Luna, Héctor Serrano, y cómplices, sus tajada$.

El “acuerdo” entre el Jefe de Gobierno y las empresas Autotráffic e Inteltráfic, cosiste en lo siguiente: en una primera etapa (2015) Autotráffic se comprometió a fotografiar 150 mil automovilistas, mensualmente, circulando (se supone a alta velocidad) lo que arrogaría ganancia$ por 76 millones 885 mil 639 pesos anuales. De los cuales Mancera daría a la empresa el 35 por ciento de lo robado… perdón, infraccionado.

Cómo las cuentas fueron favorables, el “visionario” Mancera elevó las expectativas y para que no se detectara la tranza, buscó otro cómplice, se alió a Inteltráfic, quien le prometió más ganancia$. Así quedaron y sellaron: Inteltráfic aumentaría la “cuota” de fotos a 360 mil mensuales que permitiría cobrar en multa$ 134 millones 148 mil 518 pesos anuales, cuyo reparto sería igual, 35% para la empresa y el resto para Mancera y su primer círculo.

Bueno… Así ha sido desde 2015 a la fecha y pese a ser decretado anticonstitucional, la Cueva de Mancera y sus X Ladrones, adelantó que pese a estar a punto de terminar ambos contratos se renovarán por lo que resta del fallido sexenio mancerista en 2018.

Insaciable con el dinero como es Mancera, exprimirá hasta el último segundo de su “mandato” los permisos para que sus aliados sigan “jodiendo” al automovilista, pues seguro estoy, que no se retirará con las manos vacías. Si no logró la candidatura presidencial de la izquierda, sus alforjas y la de su primerísimo círculo de coludidos: Luis y Julio César Serna Chávez, Tanya Muller, Héctor Serrano, Hiram Almeida, Edgar Amador Zamora, Leonel Luna Estrada, serán atiborradas con la hacienda de la Ciudad de México, más lo que a lo largo de seis años acumularon en ganancia$ malhabida$.

Nada más como ejemplo, estos son los instrumentos que utilizó Mancera para allegarse recur$o$ en detrimento de los capitalinos, visitantes y necesitados de trabajar en la Ciudad: uso de grúas de tránsito, que por infracción, arrastre, derecho de piso en el corralón (el dañado debe hacer triple pago, por una misma sanción); la doble verificación vehicular anual (500 pesos cada semestre, por más de 6 millones de autos registrados en la CDMX), las arañas o inmovilizadores, que para liberar el auto, el afectado tiene que desembolsar 700 pesos. Los parquímetros, que pese a pagar 2.25 pesos por 15 minutos, utilizando la calle, el GCDMX no se hace responsable por golpes, robo de autopartes o total de la unidad, pese a que el automovilista pagó por la prestación de un servicio que brinda la autoridad.

En caso de que el propietario se pase un segundo el tiempo contratado, los “dilectos” “arañeros” (particulares a quienes les regalaron la calles), ipso facto, colocan el inmovilizador cuyo pecado cuesta 700 pesos.

La última tranza vial de Miguel Ángel Mancera Espinosa y coacusados, fue sacarse de la manga la llamada “línea amarilla”, de la que jamás informó su aplicación y sanción. Consiste en que trabajadores del Gobierno de la Ciudad de manera indiscriminada en esquinas de cualquier colonia pintaron en la orilla de la banqueta una franja de ese color.

De repente y sin decir “agua va”, las terribles grúas concesionadas (particulares y oficiales) empezaron a levantar autos estacionados en el lugar, ante el enfado, coraje, impotencia, desesperación e ira del dueño, arrastran hasta el Corralón más cercano el coche y cuál sería la sorpresa que para liberarlo tienen que pagarse los tres robos: infracción, arrastre y derecho de piso.

Así es Miguel Ángel Mancera: inútil para gobernar, pero “inteligente” para estafar, robar y saquear los bolsillos del automovilista capitalino, visitante o en tránsito que ose estar en la CDMX.

MAME es pésimo gobernante, pero hábil estafador

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de Comunicadores por la Unidad (CxU)

Share Button

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *