La Gaceta Metropolitana 
 
 
 
CIUDADES, COLONIAS Y CALLES
 
 
 
 
 

Habrá guerra intestina en la VII ALDF, por la Comisión de Gobierno entre PRD y Morena

  • Pierde poder MAM en Asamblea, Delegaciones y manejo de dinero

Por Luis Repper Jaramillo*

lrepperjaramillo@yahoo.com


 
Luego de la contundente, merecida y esperada derrota del perredismo en la Ciudad de México por los desatinos del gobierno capitalino, de las corruptelas en las delegaciones políticas, en donde el PRD es gobierno, la pasividad de la VI Legislatura de la ALDF, los azotes de inseguridad contra la ciudadanía y las medidas antisociales que impone la gestión de Miguel Ángel Mancera, como el aumento al pasaje del Metro, el doble no circula, el robo a los automovilistas que representan los parquímetros y las “arañas” en vía pública; el pecado de los capitalinos de poseer un automóvil “viejo” al que le impiden circular todos los sábados del mes, más el de semana, entre otras linduras de un gobierno de “izquierda”, era esperado el aniquilamiento de todo lo que sea amarillo en la Ciudad.

Así con la pérdida de 9, de las 14 jefaturas delegacionales que poseía, y la mayoría absoluta en la Asamblea Legislativa, el partido que por más de 17 años gobierna la capital, pasa a  segunda fuerza política y a una administración diezmada por la ineficiencia y “las ocurrencias” para tratar de justificar su tendencia de izquierda, que más parece capitalista, por tantos cobros e impuestos que le indilga a los defeños.

Los cotos de poder político y económico en que están convertidas las jefaturas delegacionales en manos perredistas, se acabaron y las herencias a familiares y amigos –salvo en la GAM, en donde la “pareja imperial (Lobo/Arias), mantienen la hegemonía, se dividieron entre los Morenos, una más el PAN y tres el PRI, lo que mermará los ingresos y “compromisos” de MAM con sus virreyesitos regionales.

En donde pegó más al “sin partido”, MAM, fue en la ALDF, en donde el castillo de naipes que poseía se derrumbó, porque así lo quiso la ciudadanía, al quitarle la mayoría absoluta al Sol Azteca y ceder el lugar a quien menos deseaba hacerlo: MORENA, el juguetito de Andrés Manuel López Obrador, con quien ha iniciado una guerra intestina, que doblegará, sin duda, a las huestes manceristas.

Así como en el año 2000, los mexicanos mostraron su hartazgo contra la “dictadura perfecta” del PRI y lo sacaron de Los Pinos; en 2015, los capitalinos dijeron ¡Basta!, estamos hasta la madre del PRD, se inclinaron hacia Morena y otros partidos, entre ellos el Humanista DF, que logró su registro como partido local y una posición en la Asamblea Legislativa, en manos de Luciano Jimeno Huanosta. El mensaje fue claro para Mancera Espinosa, el verdadero derrotado de la elección, “el PRD, dejo de ser opción para nosotros y queremos alternancia” como castigo y hartazgo por tantos errores en sólo 2 años y medio.

Ahora, quiera o no, el Jefe de Gobierno, tendrá de negociar, consensar, conceder, ceder, aplaudir, etc. con Morena, el PAN y el PRI en la Asamblea Legislativa sus propuestas, iniciativas, reformas a leyes de la ciudad, y 3 documentos básicos: las leyes de ingresos, egresos y el tope de endeudamiento de su administración, con los inquilinos de Donceles y Allende. No podrá irse por la libre, como en los últimos 3 años, ahora tendrá que bajar la cara y aceptar lo que la mayoría en el recinto apruebe.

Las medidas anunciadas el martes 23 de junio, en donde orondamente  gritó que no habrá nuevos impuestos ni subirán los actuales, salvo los ajustes a que obligue la inflación, fue una medida desesperada de Mancera, para tratar de reconquistar a los electores fugados; esa fue la última ocasión que haga esto, porque seguramente en la VII Legislatura de la ALDF, en donde el PRD no es mayoría, se lo prohibirán, no lo aprobarán, por considerarlo una medida populista.

También su influencia en las delegaciones políticas se acabó, dejarán der ser –las no perredistas- la “caja chica” de su plan político y populista los tres años que le restan a su sexenio. “Aires de otros tiempos”, como diría el clásico.

Tras el panorama real y la estrepitosa derrota del mancerismo/serranismo del pasado 7 de junio, la conformación de la VII Legislatura de la ALDF, para el trienio 2015/2018, quedará de la siguiente manera:

Serán 22 legisladores de Morena, 19 del PRD, 10 del PAN, 7  PRI, 2  PVEM, 2 de Encuentro Social, 1 Nueva Alianza, 1  PT,  1 del Partido Humanista y 1 de MC.

La ALDF se conforma de 66 legisladores, 40 elegidos a través del voto y 26 de representación proporcional o  plurinominales.

Entre los futuros diputados locales de la Ciudad de México, se encuentra quien representará al Partido Humanista, Luciano Jimeno Huanosta, quien sostendrá, defenderá y propondrá la filosofía del humanismo político. Desde la tribuna política más importante de la Ciudad de México, la ALDF, Jimeno Huanosta impulsará la visión, misión y compromiso del Partido: la lucha contra la desigualdad, la pobreza, la corrupción y la impunidad. 

Por los resultados obtenidos, tanto Morena, como PRD enfrentarán una lucha por el poder y control del órgano más importante de la Asamblea Legislativa: la Comisión de Gobierno.

La VII Legislatura, que iniciará trabajos el 17 de septiembre, trae un giro de 360 grados a lo establecido hace más de 15 años, pues llegan nuevos partidos y nuevos actores políticos, ninguno de ellos tendrá mayoría absoluta, es decir, necesitarán de alianzas y acuerdos para progresar mutuamente.

El grupo con mayoría relativa es Movimiento Regeneración Nacional (Morena) con 22 diputados, le sigue el PRD con 19, así que ninguno de los dos, solo, podrán aprobar o rechazar leyes sin antes llegar a acuerdos políticos con el resto de las bancadas.

Morena por su parte ya advirtió que nunca hará alianzas con otro partido, por lo que resultará imposible lograr solo la Presidencia de la Comisión de Gobierno, por lo que el órgano de Control, tendrá que ser rotativo; es decir, cada año de 2015 a 2018, lo presidirá Morena, PRD y PAN, los partidos con mayor número de diputados a la Asamblea, porque así lo dictan los Estatutos internos de esta representación popular.

La Ley Orgánica de la ALDF establece en su artículo 41 que en caso de que ningún grupo parlamentario cuente con mayoría absoluta, la Comisión de Gobierno se integrará por diputados de cada uno de los grupos parlamentarios para garantizar la gobernabilidad.

El Artículo 42 indica que la Presidencia de la Comisión de Gobierno será electa por acuerdo de los integrantes de la misma, pero no indica bajo qué mecanismo. Lo anterior llevará a un choque entre PRD y Morena para definir quién será el titular de la  presidencia o  será por periodos, los panistas levantan la mano también, porque les asiste el Derecho.

Con el nuevo escenario político/legislativo en la Ciudad de México las cosas darán un giro diametral, se acabó la hegemonía mancerista, perredista, la discrecionalidad, la impunidad y quizá la corrupción (lo dudo), pero de que habrá cambios voy doble contra sencillo.

Dice el refrán “para que la cuña apriete, debe ser del mismo palo” y al PRD, sus chaqueteros los rebasaron por la izquierda y ahora cobrarán facturas, primero desde la ALDF, después desde las Delegaciones y habrá más ojos de oposición para vigilar y aprobar los dineros que hoy rampantemente maneja Miguel Ángel Mancera.

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT)

 
 
 

Comentando...
la Ciudad

 
TIPO DE CAMBIO DIVISAS
 
 
 

BOLSA MEXICANA DE VALORES

 
 

 
 
 
 
 
 CLIMA Y ALERTA DEL TIEMPO    MINISTERIO PUBLICO VIRTUAL           VIAJES Y ENTRETENIMIENTO          
                   
 
Todos los derechos reservados. LA GACETA METROPOLITANA, es editada por Grafismo Visual. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos. Prolongación Canal Nacional 192, Edificio 1-D, Local 38, Colonia Santa Anita, Iztacalco, Distrito Federal, México.