La Gaceta Metropolitana 
 
 
 
CIUDADES, COLONIAS Y CALLES
 
 
 
 

Comentando… la Ciudad

 
  • Marcelo el parisino. En la obscuridad más de 3 mil 500 millones de pesos

  • Ebrard paga 25 mil pesos diarios por vivir en un hotel de lujo en París

Por Luis Repper Jaramillo
lrepperjaramillo@yahoo.com

El cínico, inmoral, cobarde y corrupto Marcelo Ebrard Cassaubón, ex Jefe de Gobierno del DF, responsable de la vergonzosa Línea Dorada o 12 del Metro, huyó del país para no ser detenido por la fraudulenta obra que creyó sería su catapulta a la candidatura presidencial de 2018 por la izquierda mexicana.

La prueba más contundente de su responsabilidad y evidente despojo al erario de la capital fue haber escapado y refugiarse en Paris, alentado por la dejadez, la indiferencia y colusión de las autoridades capitalinas quienes, pese a comprobar la porquería de construcción de la Ruta 12 del Metropolitano, guardan silencio y no levantan una denuncia de hechos por la frustrada e inservible obra.

A pesar de que varios de sus cómplices en el proyecto ya fueron detenidos, inhabilitados y acusados penalmente, el insensible e insensato Ebrard, no se inmuta y continua, cómo rata, escondido en la Ciudad Luz, dejando que el tiempo pase y el hecho se olvide, como tantos en este país; para las autoridades locales y federales esto  podría suceder, para la sociedad, los defeños, los cibernautas y los medios de comunicación serios y profesionales NO, éstos siempre señalarán y exigirán la detención del “Mejor Alcalde del Mundo 2010”, que le compró a la Fundación City Mayors, para que responda por sus actos.

Más nada agregaré a la insultante magna obra del sexenio marcelista, porque es del dominio público, pero si destacó la ratería, corrupción, sobreprecio y daño físico, económico y social que causa a más de 435 mil usuarios de la Línea, que por más de un año y medio está cerrada en 11 de sus estaciones, por la arriesgada y lamentable construcción, que cae en el supuesto legal de omisión, defraudación y corrupción; además de incapacidad para garantizar la óptima movilidad de millones de capitalinos.

Aún más, recientemente, Ebrard Cassaubón, en acto voluntario e involuntario de “mea culpa”, busco el cobijo de la justicia mexicana (y tramposamente lo obtuvo), al recibir el amparo de un juez, para no ser detenido cuando regrese a México.

Este recurso legal, que para efectos del interés de Marcelo Ebrard, sería “legaloide”, se denomina “amparo buscador”, mediante el cual  el ex funcionario capitalino y sus abogados quieren conocer si existe o no una investigación en su contra o se prepara una orden de aprehensión. 

El sólo hecho de ampararse lleva implícito “si soy culpable”, pero busca la protección judicial, pues moral y éticamente, es responsable de los hechos y consecuencias de lo que la sociedad lo acusa; aunque las autoridades federales y locales, hacen mutis.

Sólo para ubicar a los ciberlectores de esta entrega. Dejen les digo, que la mega obra Faraónica de Marcelo Ebrard Cassaubón, léase la Línea 12 del Metro, en su proyecto original contempló una inversión de25 mil 839 millones de pesos, pero… vivimos en México, y siempre surgen imponderables y el precio se disparó. OK, pero no tanto. Con la complacencia, autorización y colusión del entonces Jefe de Gobierno, se inflaron los costos y el cálculo inicial se disparó hasta los 47 mil 906 millones de pesos, por las razones que hayan sido: pero además, Marcelo autorizó un sobrecosto del presupuesto de 3 mil 197 millones de pesos, dinero que el corruto jamás comprobó y por el que moralmente está acusado –por la sociedad- no por las autoridades.

¿Cuál es la intención de darles estas cifras? que no son inventadas, ni mías, sino documentadas en el Informe de la Comisión Especial de la Cámara de Diputados sobre la Línea 12 del Metro, evidenciar la vida displicente, inmoral, corrupta, que se da no sólo en París, sino de su persona y familia el prófugo (aun no legalmente considerado), pero, para mí sí. Les reseño: Marcelo, su esposa Rosalinda Bueso y dos hijos, se alojan en un hotel de gran lujo, llamado “The Peninsula”, en el que, con dinero de los capitalinos del DF y otro tanto federal, paga por habitación entre 24 mil y 30 mil pesos diarios.

Y no sólo es el costo del cuarto, sino los tres alimentos al día, ahí mismo, impuestos y extras. Se mueve en limusinas (pago de chofer, alquiler, combustible) y desde luego tiene que gastar (dinero no suyo, pues está desempleado en París) en guardarropa para los 4, pagar la colegiatura de ambos chicos, los costos del día a día en una de las ciudades más caras del mundo, considerando además la cotización diaria del Euro, a razón de 18.28 pesos (23 de octubre de 2015). París, según los rankings internacionales, el costo promedio de vida diaria supera los dos mil pesos por persona.

A esto quería llegar. Desenmascarar el despilfarro de dinero (no suyo) que la familia Ebrard Bueso hace día a día, de recursos económicos que hoy nos confirma –por su nivel y calidad de vida en la Ciudad Luz-  que los más de 3 mil 197 millones de pesos de sobreprecio de la Línea Dorada, están en las cuentas bancarias del ex Jefe de Gobierno o el Mejor Alcalde del Mundo 2010.

Ebrard Cassaubón, goza de vergonzosa impunidad, mientras en la Ciudad de México, un obrero, un asalariado, gana sólo 70.10 pesos diarios. El desempleo en la el DF impacta (con cifras alegres de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo, del GCDMX), a 259 mil 12 personas (3er Informe de MAM), situación irreal ya que el comercio informal, el establecido en las calles de la Ciudad crece exponencialmente, que es el síntoma más contundente de los desplazados. No les daremos el beneficio de la duda, porque los “sin trabajo” en la capital del país superan los millones de infortunados.

Y hago esta comparación, pues el capitalino radicado/escondido en París, debe gastar en promedio 10 mil pesos diarios para bien vivir y dar tranquilidad a su querida familia que conforman Macelo, Rosalinda, los mellizos Ivanna y Julián, Ebrard Bueso, ¡¡qué linda familia!!

Mientras tanto, regresando a la Línea 12 del Metro, por la magna e inútil obra marcelista, diariamente 435 mil usuarios, del tramo Tláhuac/Atlalilco (11 estaciones), padecen el viacrucis de viajar, cual sardinas, en vetustos, malolientes y chatarra autobuses de RTP –eso sí gratis, ¡faltaba más!- para llegar a su destino; mientras nuestro personaje paga miles de pesos al día por el alquiler de limusina con chofer, para pasearse por Champs Elysees, Plaza del Trocadero, la Torre Eiffel, Museo del Louvre, Catedral de Notre Dame, navegar en el Sena, etc. sin importarle un comino la angustia, el estrés, los riesgos y el enfado de los capitalinos a quienes “Protestó” en su toma del cargo elevar su calidad de vida.

¿Cómo huyó de México Marcelo Ebrard?

El ex Jefe de Gobierno dejó el país el 3 de mayo de 2015,  junto con su esposa Rosalinda y sus hijos para “vacacionar” en París.

Desde entonces  se aloja en el hotel The Peninsula que tiene un costo por día de 25 mil pesos.

El Mejor Alcalde del Mundo 2010, huyó luego del cierre de la Línea 12 del Metro por fallas en su recorrido que ponían en riesgo a casi medio millón de usuarios por día. Además, se descubrieron severos desfalcos, hoy varias personas cercanas a él enfrentan juicios penales.

Previo al proceso electoral intermedio del 7 de junio,  el Tribunal Electoral negó a Ebrard el registro como candidato plurinominal por Movimiento Ciudadano, con el que buscaba impunidad. No lo logró.

Así el ex Jefe de Gobierno  inició su éxodo protector: Viajó a la "Ciudad Luz"  días después se trasladó a Ginebra, Suiza; luego a Washington para entregar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos un documento en el que solicitó que el Estado mexicano “le garantizara sus derechos políticos”, lo ignoraron, por ello, a partir del 26 de mayo retornó a París en donde reside hasta ahora.

Todo ese periplo que lo llevó de México a Paris, Ginebra, Suiza, Washington, Estados Unidos, de regreso a Paris, etc. no fue gratuito, pagó millones de pesos por los traslados y alojamiento ¿cómo los solventó, se pregunta vox pópuli?, sencillo, con el dinero que hurtó del proyecto de la Línea 12 del Metro, hoy en desgracia, del que vive en la más insultante, vergonzosa, lastimera y burlona impunidad.

 

Comentando… la Ciudad

 
  • La milicia mexicana está molesta, ¡Cuidado!

  • El General Secretario Cienfuegos puso los puntos sobre las “íes”

Por Luis Repper Jaramillo

 
Yo como millones de mexicanos escuchamos, vimos y creamos nuestra propia visión, interpretación y hasta preocupación por  la entrevista que la televisora de Chapultepec 18 le hizo al General Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, charla, que aunque presuma el área de noticieros, no fue obtenida por ellos, sino como se vio la imagen y el contenido de la misma, fue una exigencia del titular de las fuerzas armadas, para precisar, aclarar y fijar su posición sobre el vituperio del que ha sido objeto el Ejército desde hace 15 años, en donde los gobiernos panistas de Fox y Calderón y el priista de Peña Nieto, los sacaron de los cuarteles y los mantienen haciéndola de policías, ante la incapacidad y corrupción de las policías municipales, estatales y federales, en el combate a la delincuencia organizada.

Y digo que llama a la preocupación porque la actitud, imagen y personalidad del comandante de las fuerza armadas es de molestia, rencor, contundencia, y hasta reto, por la postura de la PGR, de Arely Gómez, de responsabilizar a los soldados de las acciones en Tlatlaya e Iguala (43 de Ayotzinapa), pese a que en las declaraciones ministeriales de los detenidos, ninguno responsabilizó a los militares de asesinar ni a unos, ni a otros.

La entrevista seriada en tres partes fue una declaración contundente de “no somos responsables” “no asumimos ninguna culpa” y lo más contundente, “mis soldados no tienen por qué hacerlo y no declararán a instancias extra nacionales, en ninguno de los casos”. Pero además del pronunciamiento en sí, que es duro y tajante, la actitud y postura corporal  del General Secretario, es determinante, precisa, definitiva: gesto adusto, palabras claras, puño contumaz sobre las rodillas y sin ningún gesto conciliatorio.

De manera precisa Cienfuegos Zepeda señaló del caso Tlatlaya: “está todo declarado, yo no puedo permitir que a los soldados los traten como criminales o los quieran interrogar para posteriormente hacer sentir que tienen algo que ver y no apoyarlos, esa es mi posición y de ahí creo que no puedo ni debo salirme, porque perdería mucho de lo que soy”

¡Más claro ni el agua!, diría el clásico.

Sobre el tema de los normalistas de Ayotzinapa, el mando castrense puso los puntos sobre las “íes” y a cada quien en su lugar: el caso de los estudiantes desaparecidos en Iguala, dijo, “lo lamentamos mucho, y lo sentimos como todos”, “pero querer involucrar al Ejército en esto, porque a alguien se le ocurrió, creo que es algo muy grave”Tengo claro qué es lo que sucedió con nuestra gente”,sobre lo que hizo el 27 Batallón de Iguala, el día en que policías municipales y criminales atacaron, desaparecieron a los normalistas y asesinaron a 6 personas, acusó.

El mando sostuvo que sus militares atendieron, el 26 de septiembre 2014, el accidente de una pipa que se volteó en una carretera federal y regresaron a su  cuartel alrededor de las 10:30 de la noche”.

Abundó que en lo que va de su administración ha documentado 100 eventos en los que normalistas tomaron autobuses o camiones con mercancía:supimos que salieron y qué estaban haciendo y en ninguna intervenimos, ¿por qué aquí deberíamos haber intervenido? que es parte de lo que se señala, primero no teníamos gente, segundo no teníamos por qué haber intervenido, ¿dónde estaba la policía estatal?, la municipal estaban atendiendo el problema”. 

¿La PGR, sigue buscando culpables o coludidos, pregunto yo? Ahí está la respuesta, la policía de Ángel Heladio Aguirre Rivero estuvo todo el tiempo siguiendo a los normalistas.

Hasta que la presión de los medios de comunicación, los caricaturistas, las redes sociales, la sociedad presionó a la PGR “esta reacciona” (Arely Gómez), y citará al exgobernador de Guerrero, quien durante un año ha vivido en la impunidad, en el glamour que le da el dinero robado a las arcas del  Estado, su íntima relación con las cúpulas partidistas, del gobierno federal y de la propia fiscalía del país.

Pero el asunto no es Aguirre Rivero, por ahora, sino la entrevistas.

Bueno… sigo. Formal, serio, con el peso específico y lo que representa, Salvador Cienfuegos, insisto, puso a cada quien en su lugar. Sostuvo que el ejército está en las calles, no por su gusto, sino porque se lo ha ordenado el Presidente en turno (2 panistas y 1 priista), situación que no nos agrada, asegura, porque “seguimos teniendo un problema grave, crítico, que se dejó crecer por muchos años. Hubo descuidos de gobiernos” Pues “desde hace nueve u ocho años que los militares salieron a las calles para combatir al crimen organizado, con la “guerra contra el narcotráfico” que el ex Presidente Felipe Calderón declaró, se encontró una realidad con problemas muy serios”.

Fue contundente y tomémoslo como es: “hoy no hay avances objetivos y palpables en la reconformación de las policías en México que permitan que el Ejército vuelva a los cuarteles”

“No es que nosotros queramos estar en las calles, no nos sentimos cómodos, no estudiamos para eso. La sociedad nos lo está pidiendo, es nuestra obligación moral y ética atenderla”

El mensaje es claro. En nuestro país no existe policía de los tres niveles de gobierno confiable, son fácilmente comprados por los cárteles, por la extorsión popular, por el signo del dinero, por eso la permanencia de las fuerzas armadas (marina y ejército) en las calles de las zonas y entidades más conflictivas del país.

Y habrá que “leer entre líneas” las declaraciones del General Secretario, el sector armado del país es leal a las instituciones, a la sociedad, no al hombre; a la institucionalidad del Ejecutivo Federal, si éste se equivoca, ambas entidades tienen la obligación de tomar las riendas de la nación para que no se desestabilice, se quebrante el Estado de Derecho, las libertades y las garantías individuales.

Especialmente al ejército se le han etiquetado hechos negativos de la historia de México, que no olvidan: 2 de octubre de 1968, “el halconazo” 10 de junio de 1970, Tlatlaya e Iguala 2014, entre otros y la sociedad los ha juzgado, algunos medios de comunicación acusado y todo esto merma en la fidelidad del uniforme; de ahí la postura y actitud del General Cienfuegos, al enviar un mensaje directo ¡basta!

A esto me refería cuando utilicé la palabra “preocupación”. Algunos políticos y funcionarios del primer círculo peñista están tentando al diablo, con acusaciones “equivocadas”, “verdades históricas” mentirosas, y con actitudes extra nacionales, lo que demuestra que la integración, expedientes, declaraciones, acusaciones, etc. no certeras; en muchos casos inventadas, pagadas otras, pensando –quizá- que los verde olivo, lo dejarían pasar, pero no es así, ya reaccionó el mando y en la entrevista televisiva, ya acentuó las “íes” y puso las cartas sobre la mesa. ¡Ojo! El siguiente paso es de alto riesgoso.

El propio Salvador Cienfuegos lo dijo: cuando se comprueba que soldados del ejército cometieron delitos, han sido enjuiciados militarmente, purgan cárcel e incluso han quitado el fuero castrense y lo aceptamos; pero cuando se inculpa a “mi gente” por defender su vida a costa de terminar con la de los agresores, es válido, ahora los juzgan civilmente, pero no se comprueba fehacientemente el hecho. “No permitiré un castigo que no esté plenamente demostrado; si lo dejo así, perdería mi esencia de militar, por no defender a los míos”.

¿Está claro? Esto pregunto yo. Si la PGR no sustenta perfectamente su acusación sobre los militares acusados, insisto, está tentando al demonio.

No quiere decir que, por ahora, haya enfrentamiento entre ambas instancias  (SEDENA/PGR), pero si el proceso no es meticulosamente elaborado y la Corte le da certeza a la fiscalía federal sobre el caso de los 7 militares más detenidos, el General Cienfuegos no se quedará de brazos cruzado.

Hoy por hoy, las cosas en México no están bien, jamás se habían enconado instituciones por malas conformaciones de denuncias o Debido Proceso; algo muy malo está sucediendo en la cúpula del poder y nadie reacciona.

Esta vez se involucró al Ejército, su Comandante ya habló y todo México escuchó.

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT)


 
 

Comentando...
la Ciudad

 
TIPO DE CAMBIO DIVISAS
 
 
 

BOLSA MEXICANA DE VALORES

 
 

 
 
 
 
 
 CLIMA Y ALERTA DEL TIEMPO    MINISTERIO PUBLICO VIRTUAL           VIAJES Y ENTRETENIMIENTO          
                   
 
Todos los derechos reservados. LA GACETA METROPOLITANA, es editada por Grafismo Visual. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos. Prolongación Canal Nacional 192, Edificio 1-D, Local 38, Colonia Santa Anita, Iztacalco, Distrito Federal, México.