La Gaceta Metropolitana 
 
 
 
CIUDADES, COLONIAS Y CALLES
 
 
 
 
 

Uso excesivo de fuerza contra normalistas de Ayotzinapa

 
En Chilpancingo el procurador de Justicia de Guerrero, Iñaky Blanco, afirmó que la policía municipal de Iguala ejerció “un uso excesivo de la fuerza” contra los estudiantes normalistas de Ayotzinapa que fueron baleados y causaron la muerte de 6 personas, 25 fueron heridos y 57 están desaparecidos.

En una conferencia de prensa, Blanco informó que se fincarán cargos penales contra los 22 efectivos policiacos detenidos tras esos hechos, pues "es indudable que existió un uso excesivo de la fuerza. Creo yo que la respuesta de los elementos policiales no fue proporcional, por el contrario, fue desmedida", señaló el procurador.

Indicó que los elementos municipales fueron identificados por testigos como los presuntos agresores de los estudiantes.

Blanco también informó que continúa la búsqueda de 57 estudiantes desaparecidos de la Normal Raúl Isidro Burgos, que reportaron los familiares.

El procurador informó que en la búsqueda participan elementos federales y estatales. Los 22 policías municipales de Iguala permanecen detenidos y declaran en Acapulco, como probables responsables.

La Procuraduría General de Justicia del estado de Guerrero publicó la lista de los 57 desaparecidos. Informó que en la búsqueda “solicitó la colaboración de diferentes dependencias o instancias del gobierno federal y administraciones estatales".

Los incidentes se registraron en la noche del viernes y las primeras horas del sábado.

Autoridades aseguran que los normalistas tomaron por la fuerza tres autobuses en una terminal. La policía municipal disparó contra los jóvenes y ahí murieron dos personas.

Más tarde, individuos armados no identificados abrieron fuego contra el autobús de un equipo de futbol de tercera división y otros vehículos, ocasionando la muerte de tres personas, entre ellas un futbolista de 15 años.

En otra avenida de Iguala fue hallado este fin de semana el cadáver de un joven al que se le quitó la piel del cuerpo y quien presuntamente también es estudiante.

  • DETENIDOS 22 POLICIAS

Por cuestiones de “seguridad”, los 22 policías preventivos de Iguala, señalados como presuntos responsables de los asesinatos, fueron llevados la Fiscalía Regional de Acapulco, luego de “movilizaciones de un número considerable de personas, las cuales trataron de impedir la labor ministerial y amenazaron con rescatar a los indiciados”, informó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Precisó que no son 20, sino 22 los policías trasladados a la Fiscalía Regional de Acapulco de la PGJE, donde llegaron los familiares.

Según fuentes de Seguridad Pública, los 22 policías preventivos municipales salieron de Iguala cerca de la media noche hacia Acapulco, ahí fueron llevados al Centro de Operaciones Estratégicas (COE), donde hubo efectivos de La Marina patrullando la avenida Ruiz Cortines y por la mañana fueron llevados a la Fiscalía Regional.

Los 22 policías, se informó, declararon en la agencia del Ministerio Público de la Fiscalía Regional, tras el ataque de los policías y un comando armado la noche del viernes y primeras horas del sábado en Iguala.

En un principio las autoridades de la PGJE informaron a los familiares de los policías que habían sido trasladados a Chilpancingo, pero fueron llevados a la Fiscalía Regional.

Por la tarde, mediante un boletín, la PGJE informó sobre la detención de los 22 policías preventivos municipales de Iguala, quienes son “señalados como presuntos responsables de los hechos violentos registrados durante la noche del  26 y primeras horas del 27 de septiembre de 2014, en la ciudad de Iguala”.

En el boletín se informa que son seis las personas que perdieron la vida y 17 lesionados.

La PGJE justificó el traslado de los policías preventivos a la Fiscalía de Acapulco, “por cuestiones de seguridad, los detenidos tuvieron que ser trasladados la noche de ayer (sábado), de la ciudad de Iguala al puerto de Acapulco”, debido a que “se apreciaron movilizaciones de un número considerable de personas, algunas de las cuales manifestaron ser familiares de los probables responsables, así como de otras que no fue posible identificar, quienes se transportaban en unidades de servicio público de transporte, todas las cuales trataron de impedir la labor ministerial y amenazaron con rescatar a los indiciados”.

Lo anterior, se indicó en el boletín, “motivó que se solicitara el auxilio de las Fuerzas Armadas para efectuar el traslado de mérito, siendo ello del conocimiento de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos”.

“El gobernador Ángel Aguirre Rivero da seguimiento puntual a esos hechos, en tanto que la Fiscalía, a través del Ministerio Público, proseguirá con las investigaciones, recabando declaraciones, testimoniales y desahogando periciales en distintas materias, a efecto de acreditar el cuerpo del delito y la probable responsabilidad de los indiciados”, se aseguró en el boletín.

Por lo que hace a la investigación, se precisó en el boletín que de los “280 policías que fueron declarados, 258 fueron puestos en libertad y a 22 policías ?21 hombres y una mujer?, se les cambió la calidad a probables responsables y actualmente se encuentran detenidos en la ciudad de Acapulco”.

Se continúa el perfeccionamiento de la indagatoria; sin embargo, “para preservar la secrecía de la investigación y para resguardar la información sensible contenida en la misma”, se aseguró en el boletín que se informaría “en fechas posteriores los avances de la indagatoria”.
 
 

Comentando...
la Ciudad

 
TIPO DE CAMBIO DIVISAS
 
 
 

BOLSA MEXICANA DE VALORES

 
 

 
 
 
 
 
 CLIMA Y ALERTA DEL TIEMPO    MINISTERIO PUBLICO VIRTUAL           VIAJES Y ENTRETENIMIENTO          
                   
 
Todos los derechos reservados. LA GACETA METROPOLITANA, es editada por Grafismo Visual. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos. Prolongación Canal Nacional 192, Edificio 1-D, Local 38, Colonia Santa Anita, Iztacalco, Distrito Federal, México.