La Gaceta Metropolitana 
 
 
 
CIUDADES, COLONIAS Y CALLES
 
 
 
 

Información Capital

  • No se debe seguir deteniendo la Reforma Política del Distrito Federal

  • PRI y PAN se oponen a a cambiar y modernizar a la capital del país

Mario García Sordo
garciasordo@yahoo.com

 
El Senado de la República en su periodo extraordinario se limitó a reformar el Estatuto de Gobierno del Distrito Federal y postergó indefinidamente la posibilidad de una profunda Reforma Política para la urbe más importante del país, donde más de 10 millones de mexicanos anhelan y demandan vivir con plenos derechos políticos, como el resto de los habitantes del país.

Las fracciones del Partido Revolucionario Institucional y del Partido Acción Nacional, que son evidente minoría en la capital del país, se negaron una y otra vez a impulsar cambios que permitieran crear una constitución política para la Ciudad de México, que definiera un nuevo marco legal, moderno, democrático, plural y más ejecutivo para solucionar los problemas de la megalópolis capitalina.

La miopía de los senadores del PRI y del PAN para negarle a los capitalinos la posibilidad de crear cabildos y gobiernos parecidos a los municipios en las delegaciones políticas, sólo son una muestra de su incapacidad por entender las necesidades de millones de ciudadanos, que son por cierto los más participativos y demandantes del país.

La excesiva centralización y espíritu antidemocrático que muestran los partidos más viejos y retrógradas del país, quieren que los diputados de todo el país definan que presupuesto y que deben de gastar los capitalinos, sin conocer más allá de los hoteles en que se hospedan y los restaurantes de lujo a los que asisten sus senadores.

Le tienen miedo a que los habitantes del país logren crear un nuevo estado democrático, el cual podría ser el ejemplo de eficiencia y participación ciudadana, que evidenciaría la incapacidad, corrupción y desorganización de los gobiernos estatales que controlan, como si fueran sus feudos.

Estos legisladores se oponen, por consigna, a que los capitalinos tengan un Jefe de Gobierno que nombre al secretario de seguridad y al procurador local, porque entonces –desde su particular y chata manera de ver las cosas—el presidente en turno no tendría forma de intervenir y presionar al gobierno capitalino.

Lo que aprobaron los senadores, como si fuera algo muy trascendente, fue la reelección de diputados locales y delegados políticos, como si eso fuera lo que demandaron los ciudadanos de la capital del país. Asegurar la reelección de los actuales políticos, es para estos tipos, la forma de seguir viviendo del erario público y nos muestran que tan equivocados están.

Le otorga al Instituto Nacional Electoral las atribuciones absolutas de nombrar y remover al Presidentes y a los consejeros del Instituto Electoral del Distrito Federal, con lo que se acaba la frágil autonomía que tenía este órgano, que mostró desde su creación un modelo de certidumbre y confianza en las elecciones locales, para estar ahora a merced de lo que los políticos (PRI y PAN) decidan hacer de este órgano electoral.

Otro aspecto de los cambios al estatuto de gobierno capitalino está el aumentó a los requisitos para crear partidos políticos locales. Les preocupaba a los legisladores del PAN y PRI que se formarán nuevas expresiones políticas que rompieran con el sistema de partidos tradicionales. Aplicaron la llamada ley de “entre menos burros hay más elotes”. Pusieron todos los obstáculos posibles para evitar que los ciudadanos intenten crear partidos vinculados a la gente y no a los intereses de las élites.

Lo mismo pasó con las candidaturas independientes, que en el papel se dice que se van a permitir, lo cierto es que la tramitología y los excesivos requisitos que se exigirá a cada ciudadano que pretenda postularse, serán tan altos, que nadie, en la práctica, podrá hacerlo, dejando en letra muerta la vieja demanda de que cualquier mexicano, como lo dice la constitución, pueda postularse a cualquier cargo de elección popular.

En la discusión del pleno cameral, Blanca Alcalá Ruiz, senadora del PRI, recalcó que con la aprobación del dictamen se dará mayor consistencia y renovado vigor al régimen político del Distrito Federal. Conste que ella lo dijo sin sentir vergüenza y reiteró el compromiso del PRI con los habitantes de la Ciudad de México pues consideró que “se debe avanzar en la reforma integral de la reforma política del Distrito Federal, con el fin de fortalecer la democracia y el reconocimiento a la pluralidad de la sociedad”, cosa totalmente alejada a lo que estaban aprobando.

Por el PAN, la senadora Mariana Gómez del Campo Gurza, sobrinita del expresidente Felipe Calderón, asentó que uno de los componentes claves de esta reforma es la transformación del Instituto Electoral del Distrito Federal para hacerlo un órgano que inspire confianza y certeza a los votantes. Ahora resulta que centralizar la designación de consejeros da confianza y certeza a los capitalinos, totalmente marginados por el Senado de la República.

No cabe duda que los senadores viven en un palacio legislativo, alejados de la realidad y sumidos en debates completamente ajenos a las necesidades del país y en particular de los habitantes del Distrito Federal. Quizá lo más rescatable del debate escenificado por estos arcaicos legisladores, fue lo que dijo, la senadora del PRD, Dolores Padierna Luna, quien consideró que no existe motivo alguno ni justificación que valga para seguir deteniendo la reforma democrática en la ciudad de México.

Cuando entenderán el PRI y el PAN que en la ciudad de México no son queridos por la mayoría de los ciudadanos. Cuando entenderán que pese a tener maniatado al Gobierno de la Ciudad de México con estatutos absurdos, se podrán seguir avanzando en cambios en el Distrito Federal. Algún día entenderán que su oposición a que los capitalinos cuenten con plenos derechos políticos, es un bumerang que cada elección se les revierte, porque no aumenten sus votos y los capitalinos los rechazan.


 
 

Comentando...
la Ciudad

 
TIPO DE CAMBIO DIVISAS
 
 
 

BOLSA MEXICANA DE VALORES

 
 

 
 
 
 
 
 CLIMA Y ALERTA DEL TIEMPO    MINISTERIO PUBLICO VIRTUAL           VIAJES Y ENTRETENIMIENTO          
                   
 
Todos los derechos reservados. LA GACETA METROPOLITANA, es editada por Grafismo Visual. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos. Prolongación Canal Nacional 192, Edificio 1-D, Local 38, Colonia Santa Anita, Iztacalco, Distrito Federal, México.